Casa Fito, bastión culinario en el Sur

El espacio culinario ha experimentado una serie de transformaciones, entre ellas la de la incorporación en la sala del maitre Roberto Castro (llegado del MB de Berasategui, dos estrellas Michelín) y una cocina de empaque, la del jefe de cocina Filiberto: solo las lentejas pardinas con foie y vinagre dicen mucho de la buena mano, patente en maravillas cárnicas maduradas como lomo alto de vaca vieja gallega a la brasa o la chuleta del animal, además del costillar o el secreto ibérico.

Image
Encuadre de la sala | FB

Concepto de sencillez (ahí está el gazpacho de sandía con mejillón en escabeche de la foto) armada con sabor genuino y sin enrevesamientos.