CEOE-Tenerife confía en la vacunación, los fondos europeos y la conectividad aérea para ir hacia la recuperación

Tubigú

 La Confederación Provincial de Empresarios CEOE- Tenerife presentó este viernes su informe de coyuntura de Canarias y perspectivas del primer trimestre 2021, donde se muestra que la economía canaria ha caído un 15%, si bien se prevé un crecimiento para el presente año que se situará entre un 5% y un 6%.

En este documento se destacan tres ámbitos determinantes que marcarán el devenir de la recuperación económica (o la falta de ella) a lo largo de 2021: la propia evolución de la pandemia, la necesidad de la modulación de las medidas restrictivas, el grado de cumplimiento, la eficacia y la factibilidad de la campaña de vacunación contra la COVID-19 en el primer semestre de 2021 y, finalmente, la evolución (positiva o negativa) de la conectividad aérea de las islas.

En este estudio se concluye, además, que en el Archipiélago es "necesario seguir manteniendo las medidas de sostenimiento de la actividad productiva, a través de los ERTE y créditos ICO, agilizar la gestión de las diferentes líneas de fondos existentes con la finalidad de recuperar la estructura económica dañada y, a través de las estrategias europeas basadas en los fondos Next Generation".

Asimismo, remarcan la apuesta por "consolidar una transformación de la economía más sólida, que sea capaz de incrementar la resistencia ante futuras oscilaciones negativas de la economía y sepa absorber las positivas con celeridad".

 

Hito histórico

En el informe matizan que para 2021 tendremos "una evolución desigual desde la perspectiva trimestral", teniendo en cuenta la evolución de la situación de partida. Asimismo, para el primer trimestre del año esperan, además, "un cierto empeoramiento interanual, para luego asistir a dos trimestres con un comportamiento algo mejor que el experimentado en 2020 para acceder a una última parte del año en donde las cifras experimentarán una notable mejoría dejando un saldo neto de crecimiento del PIB en torno al 5%". Estos pronósticos tendrán "altas cotas de cumplimiento", a su juicio, si se alcanza el denominado “efecto rebaño”.

Señalan, a continuación, que el primer trimestre de 2021 va a tener un "comportamiento económicamente peor que su homónimo para 2020 por una mera razón cuantitativa en lo que al número de semanas se refiere". Mientras que en 2020 se establecían dos semanas de abrupta interrupción, en 2021 nos exponemos a catorce semanas con diferentes  intensidades en los mercados, con una caída del sector turístico interanual al cierre del trimestre cifrada en un -72,87% y en un -92,56% en entrada de turistas nacionales y extranjeros, respectivamente, con una reducción del gasto del -91,67%. O con una caída de la recaudación del 22,42% en concepto de IGIC, derivada, entre otras consideraciones de una reducción del 16,48% en la matriculación de vehículos.

No obstante, CEOE subraya que el número de empresas "se ha ido recuperando paulatinamente" por la "búsqueda desesperada a la generación de negocio en un entorno de una caída de la demanda y las pobres expectativas a conseguir un empleo a través de la contratación ajena".

Datos de Canarias

En el caso de la economía regional, el PIB de Canarias en el cuarto trimestre de 2020, registra un decrecimiento intertrimestral del 0,19% en términos reales (22,76 p.p. menos respecto al - 22,57 registrado en el tercer trimestre), siendo la variación interanual del -20,21%. Fiel reflejo de este comportamiento negativo es la tendencia de los indicadores de demanda. A este respecto, el número total de transacciones inmobiliarias de viviendas registra el mayor descenso.

Mientras, los indicadores vinculados con la matriculación de automóviles y el consumo de energía eléctrica disponible han tenido disminuciones similares. En términos porcentuales, el número de automóviles matriculados ha descendido un 16,5% hasta marzo de 2021, respecto al mismo período de 2020. Por su parte, el consumo de energía eléctrica disponible presenta una tasa de crecimiento interanual negativa hasta marzo de 2020, cuya cifra asciende a casi un 13%.

Como excepción entre los indicadores de demanda de la economía canaria, y vinculado con el sector de la construcción, se presenta el crecimiento de la venta al por mayor de cemento. En particular, el aumento acumulado hasta marzo de 2021 ha sido de casi un 16%, respecto al mismo período de 2020.

Sin embargo, estas tasas de crecimiento negativas "no son de tanta magnitud como los indicadores de actividad", matizan en el informe. Esta tendencia negativa también se observa en el nivel de inversión directa extranjera, ya que hasta el cuarto trimestre de 2020 ha descendido casi un 54% respecto al monto de inversión realizada en el año 2019.

Por el contrario, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social ha experimentado un aumento acumulado hasta marzo 2021 próximo a un 2%, respecto al mismo período de 2020. Esto supone un incremento acumulado hasta marzo de 2021 de, aproximadamente, 1.000 empresas.

Mientras, el Índice de Producción Industrial ha registrado una tasa de crecimiento acumulada negativa de más de un 13,5% hasta febrero de 2021, respecto al mismo período de 2020.

 

Mercado de Trabajo

En cuanto al mercado de trabajo en Canarias, la última publicación de la Encuesta de Población Activa (EPA), refleja como en el primer trimestre de 2021, la población activa se redujo en, aproximadamente, 33.800 personas con respecto al trimestre anterior, una caída de 72.800 personas en términos interanuales.

El número de personas ocupadas en el primer trimestre del año cae en 27.350 personas en relación con el cuarto trimestre de 2020, una reducción de 130.200 personas atendiendo a la diferencia interanual (-14%).

Por su parte, la tasa de paro en el primer trimestre de 2021 es del 25,42%, presentando un incremento interanual de 6,63 p.p. (+0,2 p.p. en términos trimestrales). Incorporando el último dato sobre el número de personas afectadas por un ERTE (86.826, marzo de 2021), al número de personas en desempleo (272.700 en el primer trimestre de 2021), se obtiene una tasa de paro ajustada del 33,52%.

De esta forma, a tenor de los datos de población ocupada, el leve descenso del desempleo parece venir provenir de una caída de la población activa más que de la
creación de empleo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...