Una agresión sexual y un herido por arma blanca en última noche de Carnaval

Un hombre fue herido por arma blanca, una mujer sufrió una agresión sexual y otra fue agredida por su pareja durante la celebración de la última noche del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, según la información facilitada por el Ayuntamiento.

El herido por arma blanca es un varón de 22 años y los hechos sucedieron en la zona de la calle Bravo Murillo, pero el agresor no pudo ser detenido. El hombre fue atendido en el hospital de campaña instalado en el centro de la ciudad y de ahí evacuado al Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria.

Los recursos sanitarios se hicieron cargo también de la asistencia y acompañamiento de "una mujer que, al parecer, sufrió una agresión sexual", según la información facilitada. Se trata de una mujer de 22 años que reclamó ayuda en la zona de la calle Bravo Murillo y fue acompañada por psicólogos del servicio preventivo sanitario y derivada al Hospital de La Candelaria.

En otra incidencia, la Policía Local detuvo a un hombre de 37 años acusado de agredir a su pareja, de 42, en la calle José Hernández Alfonso. La víctima, que inicialmente presentaba un alto grado de ansiedad, fue trasladada al hospital de campaña para ser asistida.

Las 08:06 h. y se sigue trabajando en el #HospitalCarnavalSC el balance de asistencias en este servicio preventivo se salda con 128 atendidos. #CarnavalSC20 pic.twitter.com/MZPRi4GIiw

La Policía también arrestó a una mujer y una persona menor de edad, ambos familiares, por agredir a un agente de la Policía Local durante un servicio rutinario en el cuadrilátero del Carnaval.

A lo largo de la noche, en el hospital del Carnaval se atendió a 128 personas, de ellos 116 adultos y doce menores, casi en la mitad de los casos por consumo excesivo de alcohol.  Hubo catorce asistencias por intoxicación por drogas, dieciocho por traumatismos y caídas, nueve por agresiones y cinco por enfermedades comunes.

Catorce personas fueron trasladadas a centros hospitalarios para la realización de pruebas diagnósticas.

De los doce menores de edad atendidos, once lo fueron por intoxicación etílica y derivados a la unidad de la Policía Local adscrita a la Fiscalía del Menor.