"Quiero que la gente vuelva a sentirse identificada con la Ni Fú-Ni Fá"

Agustín Marrero, el nuevo director de la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá, ha querido compartir a los lectores del medio digital de Canarias AtlánticoHoy sus objetivos para el próximo carnaval 2020 con la murga más decana de Canarias.

El nuevo responsable empezó su idilio con el Carnaval siendo "mascota" de la Agrupación Teide y continúo como componente hasta los 16 años. Y una vez que cumple la mayoría de edad se incorpora a la murga adulta Los Quinquiñecos, durante cinco años.
Por motivos de trabajo hace un parón en el Carnaval y retoma su vuelta en las filas de la murga 'Los Que Son Son' en la que estuvo once carnavales. Ahora afronta un gran reto por delante en la Afilarmónica Ni Fú- Ni Fá. Una labor apasionante que combina con su trabajo en la administración de una empresa privada.
¿Qué significa para usted ser director de la murga decana por excelencia?
Esto es como si a un futbolista lo llama el Real Madrid o el FC Barcelona: no se puede decir que no. Y como tu dijiste en la pregunta es la murga decana por excelencia, la madre de todas las murgas de Canarias. Es como llegar a lo máximo.

Me gustaría volver a ver la Ni Fú -Ni Fá, que hacía vibrar a la gente.

¿Debe cambiar en algo la Ni Fú-Ni Fá?
Yo lo que quiero es volver a ver aquella murga que sentaba a las familias delante de una Gala. Recuerdo que esto pasaba hace 30 ó 35 años, la gente se sentaba para ver a la Ni Fú-Ni Fá. Era la época de cuando aquellos famosos piques con las murgas de Las Palmas, como eran en un principio, Los Guanche Picapiedras y luego Los Nietos de Kika. Y eso es lo que me gustaría volver a ver  La Ni Fú -Ni Fá, que hacía vibrar a la gente.Yo creo que la Ni Fú-Ni Fá está pasando por un periodo de transición tras el fallecimiento de Enrique González (del gran maestro) y tenemos que volver a esa época. Eso es lo que me gustaría ver.
¿Cree que la Fufa debería replantearse el volver a concursar?
No, ¿para qué?. Además creo que el concurso es injusto para las murgas que participan, por lo tanto, no veo motivos por el cual participar con la Ni Fú-Ni Fá. El concurso depende del rigor de siete o nueve personas, las que haya en ese momento en el jurado, y creo que siempre es injusto. Por ese motivo no creo que se deba concursar. No creo ni que debiera existir el concurso, el concurso al fin y al cabo es un negocio.
Agustín Marrero / CEDIDA

Agustín Marrero / CEDIDA

¿Considera que las murgas se han olvidado de hacer reír?
No, cada murga tienen su estilo y cada murga se debe respetar con lo que hacen. Lo que pasa es que las murgas de hoy en día dirigen su repertorio al concurso. Pero las murgas hacen reír, tienes murgas como Diablos Locos o Trinquikonas. Cada una a su forma pero hacen reír. Pero todas dentro de su estilo, que nunca lo deben perder cada una de su estilo. No olvidarse de lo que son o lo que han sido.
Si participan en un concurso deben luchar con las armas que han tenido siempre, y que sean valorados por eso.
En los últimos años existe la creencia que ir a la Ni Fú-Ni Fá es el último paso antes de la retirada murguera, ¿ustedes lo ven así?
No, te digo más , el anterior director Cándido Acuña lleva cuarenta y cuatro años en la murga ¿tú crees que eso es una retirada? Yo tengo cuarenta y cinco y no me voy a retirar. Hay muchos que lo piensan, pero es un concepto erróneo. Irte a retirar a la Ni Fú -Ni Fá, una murga que si que ensaya menos que el resto, pero que luego en carnavales a las ocho de la mañana tienes que estar en el local, con muchísimas actuaciones. Retirarte buscando más actuaciones de las que tienes normalmente, no es un retiro tranquilo. Sobre todo porque vas a una murga, donde se tienen puestos muchos ojos, vas a la Plaza del Príncipe , a actuar tres veces durante la semana de carnavales, en donde está llena porque va a verte a tí, a la Ni Fú-Ni Fá. Yo creo que un retiro es cuando tu buscas tranquilidad, es verdad que existe ese comentario, pero para nada. Somos como otra murga, como si fuéramos un cementerio de elefantes, en la Ni Fú-Ni Fá hay gente más joven que yo y que les gusta disfrutar el Carnaval.

No concibo una murga como algo profesional


¿Desde su punto de vista el actual concurso de murgas adultas es muy largo?
Claro, que no. Si te gustan las murgas, entonces no lo ves largo. Es largo cuando no te gusta, largo es para quien le guste escuchar solo los pasacalles y despedidas. Al que le gustan las murgas realmente las escucha a todas. ¿Que tu quieres hacer un concurso que no se alargue tanto? Pues se podrían hacer canciones de 7 minutos, en vez de 10 u 11 y así se reduce el tiempo. En vez de media hora, quizás se podría mirar el reducir a 25 ó 20 minutos, yo en Los Que Son Son, hicimos una actuación de 24 minutos. Se pueden hacer, lo que habría es que buscar la forma.
Agustín Marrero / CEDIDA

Agustín Marrero /CEDIDA


¿La profesionalización de las murgas puede ser un hándicap, que puede acabar con la gran mayoría de grupos del colectivo?
Para mi la murga tiene que ser un hobby, en cuento tu cobras la conviertes en un negocio y eso no es lo que yo he conocido de las murgas. Yo no concibo que en una murga pague a alguien, teniendo dentro de tu propio colectivo gente que está en paro y gente que le cuesta llegar a final de mes. Y les estés cobrando por estar ahí, pagando cuotas o vendiendo suéter o entradas para una cena. Por lo tanto no concibo una murga como algo profesional.

Hemos visto años en donde las filas de la murga han estado más bien despobladas, ¿Cómo van de componentes para el 2020?
De momento vamos como el año pasado, date cuenta que esto está empezando, apenas llevamos una semana ensayando. Va a haber 40 ó 42 componentes. Creo que es el número ideal, no para cualquier murga, si es verdad que una murga que compite necesita que sean más. Pero tampoco creo que sea bueno los excesos de componentes que ves en algunas murgas. Eso hace que se despoblen otras, que después dejan de salir.

"Si te gustan las murgas, entonces no ves larga la final, es larga cuando no te gustan"

¿Para usted que significa “El Cubanito”?
El año pasado lo viví desde dentro y este se ha convertido en un himno del carnaval . El año cuando cantamos en la final, vimos que el público lo que espera es el Cubanito.
¿Cuál es el objetivo que se marca para el próximo Carnaval con el colectivo?
Nuestra primera actuación que la gente ve, es la Final de murgas. Me gustaría que la final de murgas sirva para que la gente que te vea a través de la tele, o incluso la que está en el Recinto Ferial, quiera salir a vernos con el resto de actuaciones en el carnaval. Quiero que la gente vuelva a sentirse identificada con la Ni Fú-Ni Fá, sobretodo, los más jóvenes. Retomar esa conexión con el público y espero conseguirlo.