"Las letras murgueras deben entrar por el oído, para luego golpear el corazón"

Primi Rodríguez lleva 37 años de murguero y siempre en la murga Los Bambones, donde lleva 31 años como director. Es autónomo y padre de dos hijos. Es, junto con Tito Rosales, el director más longevo de una murga de carnaval canario. Además, sumado a la retirada del primero tras el próximo Carnaval, lo deja sólo con este título.

 

¿Crees que se ha perdido el arraigo de un componente por un grupo?
Sin duda. No es que esté mal, sino que las cosas han cambiado, es cuestión de gustos. La gente dice que son murgueros, pero que no se casan con ninguna. Antes éramos un grupo de amigos que formaban una murga y estos amigos no se cambiaban por nada. Es como los equipos de fútbol, si eras del Madrid, siempre eras del mismo equipo y con las murgas pasaba algo parecido. Ahora, la gente está más globalizada y van cambiando de murgas.
¿Considera que últimamente las letras están perdiendo fuerza, en detrimento de los efectos visuales o el impacto de los atrezos?
Si, es una realidad. No es una crítica porque contra los gustos no se puede luchar y yo creo que las murgas deben ser más comprometidas con la crítica, tenemos que 'molestar' más a los dirigentes, llegar más al corazón del público y que las letras entren por los oídos y luego golpeen el corazón. Que la gente reconozca la letra y lo que les decimos a los dirigentes, sociedad...
A mí me gusta el aplauso sentido, la gente que vibra porque eso se mantiene en cada actuación y cada escenario. No me gusta los fuegos artificiales, porque son efímeros.
El efecto visual es impactante en el momento, pero a la segunda vez pierde fuerza.
La letra ha derivado en algo sensiblón, facilón, que toca muy sublime el corazón de la gente... Sacamos el aplauso fácil sacando a personajes de nuestra fiesta, con homenajes... Eso no molesta, hay que llegar a la raíz del problema y decirlo.

"Antes éramos un grupo de amigos que formaban una murga y estos amigos no se cambiaban por nada"

¿Los Bambones pueden hacer reír?
Claro, si hacemos reír en todas las canciones. La canción del año pasado dedicada a Gladis de León fue muy crítica, pero hizo reír. La ironía, el doble sentido... En eso nos basamos; el chiste por el chiste no, para eso está Arévalo. No hacemos humor facilón. Eso no queremos, ni sabemos ofrecerlo. No hay que darle las cosas masticadas a la gente, parece que algunos piensan que la gente es 'tonta'; la gente escucha e interpreta.

¿Qué se podría mejorar del concurso actual de murgas?
Nosotros mismos, más seguridad a la hora del sonido, trabajar quizás la organización, iluminación para que cada murga pueda explotar mejor su espectáculo, no tener tantas normas...
La murga es transgresión, pero con tantas normas nos dan ganas de saltárnoslas. Demasiados impedimentos para todo, son muchos peros. Me gustaría que a un cantante internacional le pusieran tantos peros, para saber a que pueden hacer (fuegos fríos, plataformas, confeti...)

Primi Jesús Rodríguez / CEDIDA
Primi Jesús Rodríguez / CEDIDA

¿En qué han cambiado las murgas desde que empezó en este mundo hasta hoy en día? 
Las murgas antes éramos más unidas entre nosotros, había rivalidad pero mucha unión.
A los que estaban arriba -a mí me tocó la época Singuangos y Mamelucos que siempre ganaban- la ilusión nuestra, que estábamos abajo, era subir hasta llegar a ellos. Ahora, la ilusión de los que están debajo es que tú bajes, no subir ellos. Se preocupan en poner todas las trabas que puedan para conseguir que esas murgas bajen. No tienen la ilusión de subir, 

"Los chicos jóvenes no siente dónde están"


¿Final en viernes o sábado?
Preferiblemente en sábado para todo el mundo
¿Qué puntuación prefiere: arrastrando fase más final o fase y final por separado?
Fase más final es más justo y premia al repertorio de la murga. Quizás hay que darle más importancia a todo el repertorio, da igual que sea en el concurso o en cualquier pueblo de Tenerife. Vemos como algunas murgas sólo cantan dos canciones, porque las demás no sirven. Hay que intentar hacer cuatro canciones. ¿Cómo se potencian para hacer cuatro? Pues puntuando fase más final. Pero lo que importa es el concurso, puede ganarlos con una canción y media. Media en fase y una en final y ganas el concurso. Nosotros hace varios años teníamos "La Escuelita murguera" más tres temas flojos y ganamos. Porque "Escuelita murguera" revienta el concurso.
Otra vez Bambas se queda fuera del Carnaval por segunda vez en tres años ¿Por qué cada año perdemos grupos de nuestro Carnaval?
Tengo 53 años, la culpa es de la gente de mi generación y de diez años para atrás. Porque a nuestros hijo e hijas no los hemos metido en murgas infantiles. Los niños se están dedicando a otras cosas, no es algo que les gusta. En el Cardonal la gente se criaba con la murga Los Bambas, era una ilusión tremenda salir en Bambas. Ya no. Ahora mismo, hasta los propios componentes de Bambones no ponen ni a sus hijos en Los Bambas, porque la vida ha cambiado, los niños y niñas tienen muchas actividades extraescolares, los deportes como el fútbol...
Las murgas infantiles han entrado a competir en vez de a educar, a enseñarles valores, a que se diviertan... Aunque se competía también se enseñaba a perder. Ahora, la cultura murguera es que, si no ganas, me voy a la murga que gane.
Desde aquí mando una lanza en favor de los chicos de Los Retorciditos de Granadilla de Fran Conde, que mantienen la esencia de lo que es una murga infantil: todo se lo trabajan, haciendo piña entre padres y madres, cómo cuidan sus disfraces, porque les ha costado un esfuerzo...
Se están yendo gente de toda la vida como doña Mari, Luisa... Gente que lleva toda una vida ligada al Carnaval, pero cuando se vayan quedarán "los profesionales" de las murgas.

Primi Rodríguez / CEDIDA

Primi Jesús Rodríguez /CEDIDA

¿Las murgas han llegado a su cima? 
No, nunca. Todas las cimas son un año. El otro día le oí decir a un amigo "es que las murgas han bajado". Esa es la frase más repetida en los 37 años que llevo en la murga. Cada vez que me bajo de un escenario oigo a alguien diciendo "ya las murgas no son como antes". A la gente todavía les gusta las murgas, vamos a seguir durante mucho tiempo.
¿A Primi Rodríguez le queda cuerda para rato?
Ya me estaba preocupando que no me lo preguntaras (se ríe). Yo soy en Tenerife el director más viejo, pero mientras no me eche mi murga voy a seguir. Tengo fuerza e ilusión por los chicos. Creo que me rejuvenezco cada año con los chicos jóvenes, hijos de grandes amigos que ahora son los componentes de la murga

"Yo soy en Tenerife el director más viejo, pero mientras que no me eche mi murga voy a seguir"

Este año hemos visto caras conocidas que se han unido a Bambones, ¿se han adaptado bien al método de trabajo?
Bambones es una murga que, sin querer, te vamos metiendo. La gente que entró el año pasado era muy bambona y se adaptaron muy bien al sistema y los que han entrado este año también muy bien.
Aquí no entra gente para premio, las puertas están abiertas para entrar y para salir. Si no te adaptas bien al grupo por sí solos ellos sólos se van sin decírselo.
¿Cuál es el objetivo de Bambones 2020?
Ganar. El año pasado era parar la caída, para volvernos a meter en la final y si se podía ganar algún premio. Pero nuestro objetivo para el año que viene es ganar el concurso y después del concurso es hacer disfrutar a la gente.