"La murga se termina convirtiendo en una forma de vida"

Idafe González empezó en las murgas infantiles en el año 2001, concretamente en Los Melositos hasta el 2003. Tras ese breve paso por las murgas infantiles, en 2004 entra en Los Diablos Locos, hasta la actualidad. Eso en lo que se refiere como componente, ya que como letrista comenzó en el año 2005 cuando compuso un pasadoble a Los Melositos, de la mano de Félix Padilla. Al año siguiente, ya se quedó sólo escribiendo para Melositos en 2006 y luego en 2007. Tras esta primera experiencia, desde 2008 a 2011 escribió para la murga infantil Los Descontrolados (murga desaparecida), en 2012 le tocó escribir para el norte de Tenerife con la murga Ni Pa Tanto, luego dos años (2013 y 2014) en Frikiwiky´s, tres años en Tiquis Miquis (2014-2017) y en la actualidad que lleva tres años en Mamelones.

En 2018, se estrenó en Santa Cruz para una murga adulta como es Diablos Locos, a la que les escribirá un tema para el próximo Carnaval, junto con un tema para Simpatikonas de Gran Canaria y Las Enraladas de Lanzarote, que llevarán una letra de Idafe González en el próximo carnaval. Idafe es agente de seguros en su vida particular.
¿Qué significó para ti el pasado carnaval, donde conseguiste el premio Enrique González?
Fue una sorpresa, no me lo esperaba. De hecho, me acuerdo que estaba trabajando cuando me llamó Alberto y me lo dijo. Fue una alegría por el equipo y porque ese tema en particular fue mucho trabajo. Los padres también trabajaron mucho con el atrezzo. Ilusión y satisfacción por todos, pero sobre todo por los niños, que muchos de ellos no habían tenido este premio y muchos de ellos, que cumplen edad y tiene que abandonar Mamelones, se fueron con este premio bajo del brazo.

"Las elecciones y el incendio de Gran Canaria seguro que serán los temas más nombrados por las murgas el próximo año"

¿Qué es primero para ti: la música o la idea? 
Lo más importante es la idea, a raíz de ellas se va desgranando el tema, lo que se quiere nombrar, criticar, parodiar... La música es lo último, por lo menos en mi caso, según mi forma de escribir la música la dejo para el final. En función de lo que quiera nombrar o hacer hincapié se pone una música u otra.
¿Crees que la letra está perdiendo la batalla frente a los efectos visuales o las parodias? 
Las murgas van evolucionando. La verdad es que siempre he sido más de letra y no hace falta muchas veces sacar dos escenarios, como digo yo, con las parodias. Eso lo recoge las bases y se permiten hacer lo que se ha hecho.
Hay murgas que han marcado su estilo sacando mucha parodia y eso es respetable. Yo primo más la letra, pero si a una buena letra le puedes meter una buena parodia que la acompañe y suma, todo lo que sea sumar bienvenido sea.

Idafe González / CEDIDA

Idafe González en su primer año como murguero en Melositos /CEDIDA


¿Cuál crees que será el tema “estrella”, que todas las murgas cantarán en el próximo carnaval 2020? 
A las elecciones, seguro, y me imagino que el incendio de Gran Canaria. Serán bastante nombrados. 
¿Es más difícil escribir para una murga infantil que para una adulta?
Sí, porque con los niños te tienes que poner en su piel, su mentalidad, ver sus preocupaciones y tienes que medir mucho las palabras. Cuando escribes para una murga infantil, lo escribes pensando como si fueras un niño de entre 10 y 12 años y, hoy en día, los niños esta más avanzados de lo que deberían -en mi época los niños éramos más infantiles- y tiene preocupaciones que en nuestra época no teníamos, con lo cual plasmar eso en una letra es más complejo que en una murga adulta.

¿Los niños deben cantar temas de niños o podrían cantar sobre cualquier tema? 
En ese aspecto soy muy estricto. Los niños deben cantar temas de niños, porque luego al final los niños de política no entienden, los niños muchas veces no saben quien es el presidente del gobierno o los ministros. Gracias a Dios de política no entienden. Ellos tienen que cantar desde su punto de vista, hay que plasmar en una letra cómo ven ellos la realidad que nos rodea.
Idafe González /CEDIDA

Idafe González con el disfraz de Diablos Locos , junto a la estatua de Tom Carby /CEDIDA


¿Por qué Mamelones siendo una murga con una trayectoria bastante larga y sigue estando cada año en la cima? 
Mamelones tiene un equipo de trabajo brutal, en el que también al frente de la sociedad está Manolo Peña, que es un señor de los pies a la cabeza y manejar una sociedad tan grande como esta rs muy complejo. El equipo de trabajo que hay, es un día día y no sólo en época de ensayos, ya que tras acabar el Carnaval se plantea el año siguiente a un año vista.
Este año se quedan sin salir Distraídos, Bambas, Melositos y quizás otra murga que en breve se anunciará. ¿Por qué los niños han perdido el interés por las murgas infantiles?
La mayoría de la culpa se la achaco a los padres, porque hoy en día los padres no ilusionan a los niños como antes con la murga. Los padres se han acomodado y si tu no fomentas algo, va despareciendo. Porque a lo mejor le gusta a los padres más el fútbol o que se queden en casa jugando a la PlayStation. No hay ahora motivación por parte de los padres hacia los niños de que continúen las murgas infantiles.

"Hay que plasmar en una letra cómo ven los niños la realidad que nos rodea"

¿Qué significa para ti la murga? 
La murga para mi... (ríe), significa todo la verdad. Porque yo en la murga he evolucionado como persona, he aprendido mucho, es amistad, compañerismo... De hecho, casi todos mis amigos son murgueros, mi mejor amiga con la que me he criado desde los cinco años (Amelia) está en Burlonas y gracias a ella también fui murguero. La murga se termina convirtiendo en una forma de vida.
¿La murga es para criticar o para hacer reír?
Para ambas cosas, en la murga vale todo. Los concursos actuales se han ido hacia mucha crítica, muy serios, y ya bastante mal está la cosa para que encima estemos machacando constantemente.
Yo comparto que la murga está para criticar, pero también para hacer reír a la gente y se puede combinar ambas cosas. Se puede criticar haciendo reír. Yo recuerdo un tema de los Diablos Locos sobre los hippies de la calle Castillo. Era un tema de humor con una crítica de fondo tremenda, ya que la época de este colectivo en dicha calle causaba muchas molestias a los vecinos de Santa Cruz y de hecho les valió para ganar un Primer Premio.
¿Cualquier persona puede escribir una letra para una murga? 
Cualquier persona que tenga ganas sí. Yo no pienso que esto sea algo con lo que se nace. Si tú tienes ganas, estás inspirado, implicación... Se puede. Pero hay que tener ganas de aprender, son horas, hay que tener mucha paciencia. Yo constantemente sigo aprendiendo muchas cosas cada año, por ejemplo, al lado del maestro (Víctor Asensio).