¿Se pierden muchos grupos en nuestro Carnaval?

Todos los años cuando se abre la inscripción para los grupos del Carnaval vemos como alegremente se apresuran para poder concursar, pero cada año nos topamos con una realidad bien distinta: de los 116 grupos inscritos (con récord de participación) un diez por ciento aproximadamente no concursará en el Carnaval 2020 de Santa Cruz de Tenerife, según algunas previsiones.
Mientras que años anteriores hemos visto que las murgas adultas han sido las más perjudicadas por esas bajas y ahora, desde hace dos años, le ha tocado el turno a las murgas infantiles y este año quizás puede ser el caso también de las comparsas.

Delos 116 grupos inscritos en julio, podríamos perder el 10% de ellos antes de febrero

Las murgas adultas, como hemos explicado anteriormente, siempre han sido el colectivo que históricamente ha perdido más grupos y para el próximo febrero ya se ha confirmado la baja de Los Jocikudos. Pero seguramente no sea la última. Se esperan una o dos bajas más.
Las murgas infantiles es el grupo más castigado en el Carnaval 2020, con las ausencias de: Bambas (segunda ausencia en tres años), Distraídos (que en principio desaparecen como grupo) y Melositos, que no se ha concretado como oficial pero sería su segundo año consecutivo de ausencia. Y, por este motivo, éstos últimos perderían la totalidad de la subvención para un futuro carnaval 2021. ¿Serán las únicas? pues todo hace indicar que no.
Las comparsas es el otro colectivo que tiene un panorama difícil para el próximo año. Frente al anuncio de baja de Río Orinoco, por falta de local donde ensayar el baile, se podrían esperar una o dos bajas más. A esto añadimos las dificultades que ha tenido la comparsa Bahía Bahitiare, que comenzó ayer sus ensayos tras firmar un acuerdo el Ayuntamiento de Santa Cruz con el IES Las Veredillas o la decana de nuestro Carnaval: Los Rumberos que necesita un local más grande donde poder ensayar el cuerpo de baile. Al parecer, el espacio que poseen en la actualidad, en el Mercado del Barrio de La Salud, se les ha quedado pequeño.
De mejor salud están los concursos de rondallas y agrupaciones musicales, que mantiene la totalidad de sus grupos y no nada hace presagiar que vaya a haber alguna baja inesperada.
¿Cuáles son los motivos de la pérdida de grupos?: Creemos que la falta de componentes. Cada vez más los grupos tienen una exigencia mayor que no todos los componentes asumen con agrado. Y, por ese motivo, dejan de engrosar las filas de los grupos del carnaval chicharrero. Además de sumar el hecho de que los niños tienen unas jornadas lectivas bastante amplias, con actividades extraescolares, o en el caso de los adultos con jornadas laborales maratonianas, que obligan a dejar este hobby a un lado.

Sólo Río Orinoco se ausentará en el carnaval por la falta de local de ensayo, y el resto no estarán por falta de componentes.

Con este panorama que llevamos viendo en los últimos años como van despareciendo grupos, poco a poco, el OAFAR (Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas) debería plantear una solución como, por ejemplo y citamos: una puede ser el hecho de reducir el número mínimo de componentes o segunda opción podría ser abrir más el carnaval a otros municipios vecinos y que han ido aumentando su número de grupos carnavaleros con el paso de los últimos años.