Carnaval de goles

Image

El Tenerife firmó una goleada reconfortante en el debut de Etxeberria como entrenador. Ayudó un Córdoba que tuvo criterio con la pelota, pero se mostró muy frágil en las transiciones. Si no se corrige, es carne de descenso. También le quedan asignaturas pendientes a los locales, que fallaron el quinto penalti del curso con el quinto lanzador diferente.

El Tenerife resucita con Etxeberria ante un Córdoba digno, pero muy frágil

De inicio, Etxeberria fue fiel a lo anunciado: apostó por un 4-2-3-1 con Villar y Mula en las bandas y pocos cambios más, fuera de los dictados por la recuperación de Jorge y Camille, ausentes en Granada por sanción. No hubo revolución en el once, pero un par de retoques bastaron para ver a un equipo más intenso en la presión, más veloz en ataque y certero en el remate.

Ayudó marcar en la primera llegada, una contra muy bien llevada por Milla, a la que, tras un rechace, dio claridad Casadesús con una cesión de cabeza para que Villar fusilara a Kieszek. El gol fue la mejor medicina para tranquilizar al Tenerife y para despertar al Córdoba, equipo con lagunas defensivas, pero criterio en la elaboración y peligro a balón parado.

Los andaluces encontraron premio a su buen juego tras una arrancada por la izquierda de Javi Galán, dos disparos que repelió Dani y un gol a placer de Guardiola, atento al segundo rechace después de que Cámara, que se incorporó al césped desde la línea de fondo, rompiera el fuera de juego. El empate dejó herido al Tenerife, pero el Córdoba no lo aprovechó.

Tras su gol, Guardiola perdonó a los locales. Y por ahí se le pudo escapar el triunfo al grupo de Romero. En un par de minutos de desconcierto local, el goleador del Córdoba remató fuera tras recortar a Jorge y tampoco aprovechó un mano a mano ante Dani, tras un desajuste del Tenerife en un saque de banda. Y Dani (28') también evitó un gol olímpico de Javi Lara.

A partir de ahí, el Tenerife creció de la mano de Milla y de la velocidad de Mula, capaz de desbordar en velocidad o de entrar en diagonales. Eso sí, el 2-1 nació de una combinación entre Malbasic, Milla y Villar, que culminó Malbasic anticipándose a Aythami y poniendo fin a una sequía que duraba tres meses. Y que permitió ver a un equipo más centrado tras el descanso.

Mula acaparó entonces el protagonismo ante un Córdoba que con Guardiola como estilete y Javi Lara como amenaza a balón parado. Curiosamente, el ida y vuelta se rompió a balón parado, tras un córner que sacó Mula, remató Malbasic y paró Guardiola con la mano. El penalti lo falló Villar, pero el rechace lo aprovechó Malbasic y lo culminó Casadesús.

Romero movió ficha tras el 3-1 y prescindió de un mediocentro para dar cancha a Reyes. Y aunque el Córdoba no se rindió y tuvo sus opciones, Dani impidió que los andaluces se metieran en el partido. Y en una contra que llevó Villar y Malbasic no puso culminar, el propio Villar cerró el partido con un remate ajustado que permitió respirar al Heliodoro.

Con un Córdoba roto, los minutos finales sobraron y sólo sirvieron para que Etxeberria diera minutos a Suso y Vitolo –dos leyendas blanquiazules que han perdido protagonismo este curso– y para que Malbasic le regalara el 5-1 a Casadesús y el Tenerife firmara la mayor goleada de la temporada. No pudo tener mejor estreno Etxeberria.

 TENERIFE 5 (2) CÓRDOBA 1 (1)

TENERIFE Dani Hernández, Cámara, Jorge, Aveldaño, Camille (Luis Pérez, 39’), Alberto, Milla (Vitolo, 77’), Villar (Suso, 72’), Casadesús, Mula y Malbasic.

CÓRDOBA
Kieszek, Caro, Aythami, Valentín, Javi Galán, Álex Vallejo (Reyes, 59’), Jovanovic (Alfaro, 70’), Sergio Aguza, Javi Lara, Narváez (Jáuregi, 70’) y Sergi Guardiola.

ÁRBITRO Adrián Cordero Vega, del colegio Cántabro. Amonestó al local Jorge, Villar, Casadesús y Vitolo; y a los visitantes Caro, Aythami y Guardiola).

GOLES 1-0: (6’) Juan Villar.1-1: (19’) Sergi Guardiola. 2-1: (44’) Malbasic. 3-1: (58’) Casadesús. 4-1: (66’) Juan Villar. 5-1: (82’) Casadesús..

INCIDENCIAS
Heliodoro Rodríguez López. Ante 10.207 espectadores. Carmen Laura Lourido, reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2018 realizó el saque de honor. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Roberto Medina, que fuera médico del CD Tenerife.