Capítulo 1 (tercera temporada): 'Valar Dohaeris'

Si eres uno de esos fans que, cuando acaba una temporada de Juego de Tronos, se te queda un vacío inmenso en el corazón y en tu vida, significa que no solamente te gusta la serie, sino que estás obsesionado con ella. No te preocupes, porque en AtlánticoHoy también estamos obsesionados con los dragones, las traiciones, las intrigas y las diferentes casas nobles de Poniente. Por eso, te proponemos un plan para hacer la espera hasta el estreno de la última temporada un poco más llevadera, comentando CADA VIERNES todos los capítulos de la serie, uno por uno, semana tras semana, para volver a disfrutar de ellos y poder recordar detalles y matices que es posible que se perdieran por el camino. Empezamos...

Capítulo 1 (tercera temporada): 'Valar Dohaeris'

Esta temporada comenzaba con una escena previa a los conocidos créditos de la serie, en la que se muestran los territorios de los Siete Reinos mediante una brillante animación. Son pocos los episodios que comienzan con una escena que se anticipe a la famosa música que identifica a Juego de Tronos, y en este caso tiene la función de mostrar que el ejército de los muertos ya ha llegado. 
Sam intentaba huir de un muerto, que lo perseguía con la clara intención de matarlo. Fue Fantasma, el lobo de huergo de Jon Nieve, el que lo salvó, junto al Comandante Mormont, que prendió fuego al cuerpo del enemigo. Necesitaban volver al castillo, pues ya sabían cuál era el peligro que había más allá del Muro, que explicaba los extraños acontecimientos que estaban teniendo lugar desde el principio de la serie. 
Los salvajes llegaban al campamento de Mance Rayder, donde había reunido a su inmenso ejército, y Jon llegaba con ellos. Tenía una misión y debía cumplirla. Los gigantes eran parte del gran ejército, para sorpresa del bastardo. 
El universo de Juego de Tronos empezaba a expandirse, los lobos ya habían crecido, al igual que los dragones (aunque no hubieran alcanzado tu tamaño de adulto) y se nos introducían nuevas criaturas como los gigantes. Cada temporada se iba superando, pero sin renunciar a su gran punto fuerte: una historia de personajes muy bien construida, en la que los guionistas y el gran ingeniero de toda la historia, George R. R. Martin, habían puesto toda la carne en el asador a la hora de crear algunos de los mejores diálogos de la televisión. 

Los Inmaculados entraban en juego y a partir de entonces se iban a convertir en uno de los grandes atractivos de la serie, pues iban a dar un gran poder a Daenerys de cara a las siguientes temporadas.

Jon conoció al Rey más allá del Muro, Mance Rayder, el que había sido un desertor de la Guardia de la Noche. Gracias al sacrificio de Qhorin Mediamano, ahora él debía jugar un papel y convertirse en un salvaje. Su principal argumento fue que quería luchar por el bando que luchaba por los vivos. 
Cersei seguía controlando a muchos espías y conocía cada uno de los movimientos de su hermano Tyrion. Él sabía que su hermana había intentado asesinarlo, pero seguía siendo uno de los muchos prisioneros que había en Desembarco del Rey. Bronn era todavía el único dispuesto a protegerlo. 
Ser Davos había conseguido sobrevivir al duro ataque que recibieron la mayor parte de los barcos en el Aguasnegras. Un grupo de piratas consiguió rescatarlo, pero lo peor de aquella situación era que había perdido a su hijo en la batalla. 
Robb llegaba a Harrenhal, después de que sus hombres tomaran la fortaleza, y se encontró a muchos norteños muertos. Su ejército empezaba a observarlo con duda. El Rey en el Norte envió a su madre a una habitación donde pudiera ser vigilada, ya que su hijo no le perdonaba que hubiera liberado a Jaime Lannister. 
Image
Los Inmaculados entran en juego en la serie | Fotograma del tráiler de la serie: HBO
Robb se encontró a un superviviente de la batalla, a Qyburn, el que se llegaría a convertir en el futuro en el fiel servidor de los más crueles propósitos de Cersei. 
La verdadera relación entre Tyrion y Tywin por fin se revelaba. El hijo le exigía al padre que le diera Roca Casterly, pues era suya por derecho, pero el hombre más poderoso de Poniente desvelaba cuáles eran sus sentimientos hacia el enano: creía que era una vergüenza para la familia Lannister, su madre murió cuando él llegó al mundo y aquí se planteó una duda que todavía permanece sin respuesta: ¿Es Tyrion hijo de Tywin Lannister?
Meñique seguía desarrollando cada vez más interés en Sansa y seguía haciendo promesas de ayudarla a volver a su casa. Por su parte, Daenerys consiguió salir de Qarth en uno de los barcos que habían podido comprar. Jorah y sus dothrakis seguían acompañándola. Sus dragones habían crecido mucho y ya eran capaces de volar. 
Jon conoció al Rey más allá del Muro, Mance Rayder, el que había sido un desertor de la Guardia de la Noche. Gracias al sacrificio de Qhorin Mediamano, ahora él debía jugar un papel y convertirse en un salvaje. Su principal argumento fue que quería luchar por el bando que luchaba por los vivos.
Ser Davos se volvía a reunir con su rey, Stannis Baratheon, y expresó su preocupación por las atrocidades que se estaban llevando a cabo en Rocadragón por orden de la Bruja Roja. El resultado después de dar esta opinión fue ser encerrado en las mazmorras. 
Joffrey y Margery empezaban a conocerse y ahora daba la sensación que se libraba otra guerra, una lucha de poder entre la actual reina, que era Cersei, y Margery, que sería la mujer más poderosa cuando se casara con Joffrey. 
Los Inmaculados entraban en juego y a partir de entonces se iban a convertir en uno de los grandes atractivos de la serie, pues iban a dar un gran poder a Daenerys de cara a las siguientes temporadas. 
También volvía a aparecer uno de los personajes legendarios de la serie, que es descrito en los libros y en la adaptación televisiva de HBO como uno de los guerreros más letales de los Siete Reinos, Ser Barristan Selmy, el que fue jefe de la Guardia Real del rey Robert y del Rey Loco (padre de Daenerys). Ahora este juraba lealtad a su nueva reina. 
Robb llega a Harrenhal: