Capítulo 2 (primera temporada): 'El camino real'

Si eres uno de esos fans que, cuando acaba una temporada de Juego de Tronos, se te queda un vacío inmenso en el corazón y en tu vida, significa que no solamente te gusta la serie, sino que estás obsesionado con ella. No te preocupes, porque en AtlánticoHoy también estamos obsesionados con los dragones, las traiciones, las intrigas y las diferentes casas nobles de Poniente. Por eso, te proponemos un plan para hacer la espera hasta el estreno de la última temporada un poco más llevadera, comentando CADA VIERNES todos los capítulos de la serie, uno por uno, semana tras semana, para volver a disfrutar de ellos y poder recordar detalles y matices que es posible que se perdieran por el camino. Empezamos...

Capítulo 2 (primera temporada): 'El camino real'
La boda entre Daenerys y Khal Drogo ya era oficial cuando el vínculo entre Jorah Mormont y la futura Madre de Dragones se empezó a forjar. Los señores de los caballos marchaban hacia su ciudad sagrada y Jorah ofreció consuelo a una joven Targaryen abrumada por las circunstancias. 
También descubrimos en la segunda escena de este capítulo cuál era el pasado conflictivo de Mormont: había vendido esclavos en Poniente y fue condenado a muerte por parte del honorable Ned Stark. 
Tyrion no tardó en darle una de sus primeras lecciones a Joffrey al obligarlo a mostrar sus respetos a los Stark tras el "accidente" de Bran. En ese momento, nos dimos cuenta de cuál era la naturaleza del joven y engreído príncipe. 
La conversación que el enano de Roca Casterly tuvo con sus dos hermanos coronó a los dos mellizos Lannister como los villanos absolutos de la serie, aunque pronto se iba a mostrar que incluso la maldad es compleja; como en la siguiente escena, por ejemplo, cuando Cersei le contó a Catelyn cómo perdió a un hijo en el pasado. Lo más raro de todo fue apreciar que, en el fondo, ella lo decía en serio y con verdadero sentimiento. ¿Villana sin corazón o víctima de las circunstancias? Juego de Tronos todavía tiene hueco para más de una sorpresa, aunque Cersei no parece ser la principal candidata para experimentar un hipotético cambio radical. 
La despedida de Arya y Jon fue uno de los momentos más emotivos de la primera temporada, ya que nos mostró el vínculo que había entre dos personajes incomprendidos, que se tenían que enfrentar a una vida que no habían elegido. Fue entonces cuando Arya pudo ponerle nombre a su primera espada ('Aguja'), el regalo que Jon le hizo antes de irse. 
La despedida de Jon y Catelyn fue muy diferente, de hecho, fue bastante incómoda. Aquí se apreció el gran conflicto que había entre estos dos personajes, ya que Catelyn amaba a su marido, pero no podía olvidar lo doloroso que fue verlo llegar de la guerra con el hijo de otra mujer. Precisamente, debido a la verdad que en realidad esconde esa escena, el personaje de Ned Stark se ha convertido en uno de los más fuertes de las siete temporadas, a pesar de haber aparecido solo en la primera. 
No menos incómoda fue la despedida de Ned y Catelyn; pero la que es una de las grandes escenas de la serie es esa en la que Ned le promete a Jon que la próxima vez que lo vea le dirá quién es su madre. Aquí surge otra pregunta, incluso para los que han visto la séptima temporada: ¿Quién es realmente Jon Nieve y qué secretos esconde?

También descubrimos en la segunda escena de este capítulo cuál era el pasado conflictivo de Jorah Mormont: había vendido esclavos en Poniente y fue condenado a muerte por parte del honorable Ned Stark. 

Image
El Trono de Hierro es otro personaje más en la serie. Es lo que muchos quieren y por lo que otros están dispuestos a matar | Fotograma del tráiler de la serie (HBO).
Robert Baratheon, otro de los grandes personajes que solo ha aparecido en una temporada, también parece cobrar vida con el paso de los capítulos, hasta el punto que se ha convertido en una especie de adivino que pronosticó el futuro de la serie. Aquí volvió a salir el conocido nombre de Rhaegar, y Robert se pronunció claramente sobre el asunto: estaba dispuesto a matar a todos los Targaryen hasta que no quedara ninguno. Menos mal que nunca supo quién era Jon realmente...
Mientras tanto, la convivencia de Daenerys con Drogo se hacía cada vez más compleja y Jon, por su parte, empezaba a descubrir cuál era la realidad sobre el Muro y la Guardia de la Noche. 
A continuación, se produjo el acontecimiento que precipitó la serie hacia lo que conocemos como el más crudo "juego" para alcanzar el poder: un misterioso hombre intentó matar a Bran con una daga de acero valyrio. Quién estaba detrás de ese intento de asesinato fue uno de los grandes interrogantes hasta la última temporada que se ha estrenado, en la que fue revelada la identidad del verdadero asesino. 
Catelyn empezó a atar cabos sobre la conspiración que se cernía sobre su familia y la compartió con su hijo Robb, con el maestre Luwin y con el todavía leal Theon. Por ello, Catelyn se vio obligada a despedirse de Bran, para emprender su camino a Desembarco del Rey y resolver algunas de las claves de la trama que se había maquinado alrededor de su hijo pequeño. 
El romance empezaba a surgir entre Daenerys y Drogo, mientras que la añorada historia de amor entre Sansa y su amado Joffrey no tardó mucho en torcerse, cuando este intentó atacar al amigo de Arya al lado del río y fue embestido por uno de los lobos huargo de los Stark. Este acontecimiento desató el primer conflicto entre la familia Stark y la de los Lannister, cuando Cersei ordenó asesinar a uno de los lobos, que no era el que había atacado a su hijo sino que en realidad era el lobo de Sansa. Ned, como siempre había hecho, se manchó las manos por su honor y asesinó al lobo él mismo. 

Este vídeo muestra cómo el rey Robert predijo lo que iba a pasar: