Capítulo 4 (primera temporada): 'Tullidos, bastardos y cosas rotas'

Si eres uno de esos fans que, cuando acaba una temporada de Juego de Tronos, se te queda un vacío inmenso en el corazón y en tu vida, significa que no solamente te gusta la serie, sino que estás obsesionado con ella. No te preocupes, porque en AtlánticoHoy también estamos obsesionados con los dragones, las traiciones, las intrigas y las diferentes casas nobles de Poniente. Por eso, te proponemos un plan para hacer la espera hasta el estreno de la última temporada un poco más llevadera, comentando CADA VIERNES todos los capítulos de la serie, uno por uno, semana tras semana, para volver a disfrutar de ellos y poder recordar detalles y matices que es posible que se perdieran por el camino. Empezamos...

Capítulo 4 (primera temporada): 'Tullidos, bastardos y cosas rotas'

Bran volvía a caminar, pero lo hacía en un sueño, en el que se encontró por primera vez con el Cuervo de Tres Ojos. Theon no fue bien recibido en esta escena inicial por parte del lobo de Bran (probablemente este se olía que no era de fiar). Hodor entró en escena y se nos presentó como un personaje simple, tonto y un tanto cómico. No sabíamos cuál iba a ser su función a lo largo de la serie y la verdad es que iba a tener un papel fundamental y entrañable. 
Las desconfianzas de Robb como Señor de Invernalia en ausencia de su padre se hacían notar por la forma en que se dirigía a Tyrion Lannister, que estaba de paso por el castillo en su camino de vuelta a Desembarco del Rey. Le regaló a Bran un diseño para construir una silla de montar a caballo para un tullido. Según Lannister, tenía un lugar en su corazón para "bastardos y cosas rotas".
La conversación entre Theon y Tyrion, cuando este último estaba a punto de salir del castillo, desveló que Greyjoy era en realidad un rehén de los Stark, que había sido capturado como garantía para que su padre, Balon Greyjoy, no se volviera a rebelar contra el reino, pues hubo una dura batalla en la que las Islas del Hierro lucharon por su independencia. Perdieron la batalla y desde entonces, Theon se convirtió desde niño en el fiel pupilo de Ned. 
Estas historias, que complementan las tramas principales, forman parte de un contexto muy extenso y que dan un realismo sobresaliente a la serie de televisión y a los libros. Todo apunta a que los fans de Juego de Tronos no querrán que las historias de los caballeros de Poniente terminen y, por eso, la HBO ya prepara cuatro spin-offs, que son cuatro historias independientes y que empezarán a llegar a las pantallas a lo largo del año 2019.

Hubo una dura batalla en la que las Islas del Hierro lucharon por su independencia. Perdieron la batalla y desde entonces, Theon se convirtió desde niño en el fiel pupilo de Ned.

El estreno de la última temporada de momento tiene una fecha provisional, y nadie se esperaba que la octava entrega de la serie fuera a tardar tanto en llegar a las pantallas (2019 según las primeras informaciones), por lo que no sería raro que los spin-offs también se pudieran llegar a retrasar. Lo que está claro es que queda Juego de Tronos para rato. 
En este cuarto capítulo de la primera temporada, conocimos a Samwell Tarly, el hijo torpe, regordete y de rostro amable de uno de los señores más importantes de Poniente. Aunque llevaba el apellido Tarly, su padre despreciaba su forma de ser y su torpeza, por lo que lo envió al Muro, para que aprendiera a ser un hombre. Su incapacidad para defenderse de los ataques de sus compañeros en los entrenamientos lo convirtieron en un ser poco popular, y la compasión de Jon fue de lo único que Sam disponía al principio en la Guardia de la Noche. 
Daenerys, por su parte, ya había llegado a Vaes Dothrak, la ciudad sagrada de los señores de los caballos. Jorah Mormont y Viserys seguían el mismo camino. El heredero Targaryen, al que se conoce en los libros como el "Rey Mendigo", se impacientaba por momentos. 
El torneo en honor al nombramiento de la Mano del Rey se acercaba y cada vez se gastaba más dinero, oro del que no disponían y que tenían que pedir prestado a los Lannister. Mientras tanto, Ned Stark intentaba averiguar cuál fue la causa real de la muerte de Jon Arryn. Según el maestre Pycelle, el antiguo mentor de Ned buscaba un libro que hablaba de la historia de las grandes casas de los Siete Reinos. 
Image
Tyrion Lannister se ha consagrado como uno de los personajes más carismáticos de la televisión | Fotograma de la serie (HBO)

Las historias que complementan las tramas principales forman parte de un contexto muy extenso y dan un realismo sobresaliente a la serie de televisión y a los libros. Todo apunta a que los fans de Juego de Tronos no querrán que las historias de los caballeros de Poniente terminen y, por eso, la HBO ya prepara cuatro spin-offs, que son historias independientes y que empezarán a llegar a las pantallas a lo largo del año 2019.

Meñique continuaba con sus intrigas. Le hizo saber a Ned que uno de los últimos lugares que Jon Arryn visitó fue una local en Desembarco del Rey. Esta información fue vital para que Ned descubriera información relevante para conocer la verdad que había detrás de tantas mentiras y medias verdades. Una de ellas fue el descubrimiento del hijo bastardo del rey Robert, Gendry, que trabajaba en una herrería de la ciudad. 
Nombres como el de Thoros de Myr (personaje que iba a aparecer en las siguientes temporadas) empezaban a surgir en conversaciones en las que se recordaban batallas que se dejaban a la libre imaginación del espectador. 
Jon y sus nuevos amigos intimidaban a los matones de la Guardia de la Noche para que nadie se metiera con Sam; y Daenerys se impuso por primera vez a su hermano y le comunicaba que estaba embarazada del hijo de Khal Drogo. 
Durante el torneo celebrado en honor a Ned Stark, el caballero Loras Tyrell mostró su destreza frente al público montando a caballo en el campo de batalla, al tiempo que Meñique le contaba a Sansa cuál fue la causa de las quemaduras que el Perro, encargado de proteger al príncipe, tenía en su cara. La rivalidad y la historia de los hermanos Clegane era muy conocida en los Siete Reinos y esperamos que esa trama se resuelva en la última y octava temporada. 
Por aquel entonces, Cersei ya comenzaba a intimidar a Ned y las intrigas crecían aun más. Pero el final del episodio fue incluso superior a la charla entre la Mano y la Reina. Catelyn Stark se había encontrado con Tyrion Lannister en el camino de vuelta a Invernalia y ordenó a los soldados leales al Norte que lo detuvieran, pues era el presunto asesino que había intentado matar a su hijo. Si la guerra no había sido oficial hasta ese momento, entonces lo empezó a ser después de este temerario acto por parte de la señora de Invernalia. 
Vídeo homenaje a la Casa Stark: