Soluciones para las colas de Tenerife

El nuevo convenio de carreteras, que está previsto que el Gobierno canario cierre en breve con el Estado, incluirá el Bus Vao de la TF-5, el tercer carril de la TF-1 y el cierre del anillo insular.

El vicepresidente y consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, y el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, han acordado estas las prioridades viarias que se incluirán en el nuevo convenio de Carreteras.

El Cabildo de Tenerife han informado en un comunicado de que ambas administraciones están de acuerdo en la necesidad de agilizar estas actuaciones para poner solución al tráfico en las vías de alta capacidad.

En relación al Bus Vao, entre Santa Cruz de Tenerife y Los Realejos, el objetivo es que el Gobierno licite el proyecto y obra al mismo tiempo para que la Corporación insular pueda aligerar la ejecución del mismo.

Así ocurre también con el tercer carril de la TF-1. La idea es licitar el proyecto y obra en el tramo San Isidro-Las Américas y redactar el trazado entre Las Américas-Fañabé para, posteriormente, licitarlos de forma conjunta.

Esta actuación queda al margen de la ejecución inmediata del enlace Chafiras-Oroteanda (también en la TF-1).

En cuanto al cierre del anillo, se ha acordado poner en marcha el convenio en el tramo El Tanque-Santiago del Teide, sin perjuicio de que la obra se incluya en el nuevo convenio de carreteras.

Asimismo, se redactará el proyecto constructivo del tramo Buen Paso (Icod)-Las Aguas (San Juan de la Rambla) y el estudio del trazado con alternativa desde Las Aguas a Los Realejos.

Durante el encuentro, ambas administraciones abordaron otras actuaciones para favorecer la movilidad en la isla, entre las que destacan la Vía Exterior y red viaria de La Laguna; la conexión de la Vía Litoral con la Vía Penetración (TF-4), los accesos a La Orotava y al puerto del Puerto de la Cruz y la Circunvalación Norte de Santa Cruz de Tenerife.