Canarias entra con calma en la fase 2

Canarias al completo ha entrado en la fase 2 de la desescalada con playas y centros comerciales abiertos en todas las islas, pero sin que en ninguno de estos espacios se produjeran aglomeraciones y con una mayoría de usuarios cumpliendo las medidas de protección adoptadas

Con un tiempo veraniego, la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife, ha sido abierta al baño a las 09.00 horas de este lunes sin grandes concentraciones de bañistas y con algunos servicios fuera de servicio, como los baños, las duchas y los chiringuitos.
La playa ha sido dividida en cuatro sectores, el primero de ellos reservado a las personas mayores de 75 años.
Los chiringuitos no han abierto debido a que sus propietarios consideran que no es rentable su trabajo al tener que dejar de utilizar la mitad de las mesas de las que disponen, por lo que esperan negociar las condiciones con la corporación municipal, que considera obligatoria su apertura.

En cuanto a los baños y las duchas se está a la espera de disponer de gel hipoalergénico en todas las entradas y salidas de la playa.
Una estampa parecida se ha vivido en Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria, con bastantes bañistas en la arena, pero repartidos a lo largo de sus tres kilómetros de longitud.
En su caso, la actividad hostelera está centrada en el paseo marítimo, donde la mayor parte de los negocios ya han ido abriendo sus terrazas en los últimos días y, este lunes, han podido ofrecer a sus clientes las mesas del interior (aunque con restricciones).
Tampoco en la zona comercial de Santa Cruz de Tenerife, donde hay abiertos varias tiendas de superficie superior a los 400 metros cuadrados, se han registrado aglomeraciones y la única cola era para acceder a una entidad bancaria.

En el caso de Las Palmas de Gran Canaria, la calle comercial más tradicional, Triana, buena parte de los comercios abrieron hace ya dos semanas. Este lunes ha sido el turno de la avenida de Mesa y López, donde se encuentran El Corte Inglés y varias franquicias, y de los grandes centros comerciales.
El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha afirmado que mayo y junio serán "cruciales" y servirán como termómetro para saber si, finalmente, el mes de julio traerá consigo la reactivación del turismo y la reapertura de los hoteles "que tanto vamos a necesitar".
Por este motivo, Martín ha hecho un llamamiento a la cautela, y ha recordado la importancia de que los ciudadanos cumplan con las medidas higiénicas y sanitarias durante la fase 2 "si quieren que julio sea el mes que todos estamos esperando", ha incidido el presidente de la Corporación insular, en declaraciones a los medios.
Mientras tanto, el Gobierno de Canarias se prepara para reactivar ya las conexiones entre islas.
Su consejero de Transportes, Sebastián Franquis, ha anunciado que las conexiones que presta Binter irán creciendo progresivamente en las próximas semanas y también que pedirá que se libere a esas rutas de la obligación de dejar vacías la mitad de las plazas de la avión, situación que solo se aplica ya en Canarias.