Canarias representa el 13,64 % de superficie forestal quemada en España

Los dos grandes incendios de agosto en Canarias quemaron más de 9.636 hectáreas de terreno y supone que el 13,64 % del total de superficie forestal quemada en España corresponde a esta comunidad, por delante de la zona Mediterránea (13,55 %). Así se desprende de los datos provisionales facilitados por las comunidades al Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), que cifra en unas 71.486 hectáreas la superficie quemada en toda España entre 1 de enero y el 25 de agosto frente a las 60.908 de la semana precedente (1 de enero a 18 de agosto).

Si entre el 1 de enero y el 18 de agosto la superficie forestal quemada en Canarias representaba el 0,18 por ciento del total nacional, una semana después -1 enero a 25 de agosto- suponía el 13,64 por ciento, sumando las 8.498,80 hectáreas del incendio de Valleseco y las 1.137,60 del de Artenara.

Así respecto a superficie forestal destruida en el conjunto del territorio, la mayor extensión porcentual correspondió a las comunidades del noroeste, con el 43,57 por ciento, seguida de las interiores, con el 29,23 %; Canarias, con el 13,64 %, y las del Mediterráneo, con el 13,55 %.

En cuanto a la superficie arbolada si entre el primero de enero y el 18 de agosto, Canarias representaba el 0,06 por ciento de la superficie arbolada destruida, tras los grandes incendios de agosto la cifra de esta comunidad se dispara hasta 18,76 % del total nacional, aunque en este caso por detrás de la mediterránea (23,11 %). El 31,16 % de la superficie arbolada ardió en las comunidades interiores, el 26, 97 % en las del noroeste.

Hasta el pasado 25 de agosto se habían producido en todo el territorio 8.830 fuegos (8.572 siete días antes), por encima de la media de la última década de 8.788 y casi el doble que en 2017 (4.816) que es el año con la cifra más baja y el mejor balance en los últimos diez años. De los 8.830 fuegos de este año, 5.733 fueron conatos (menos de una hectárea) y 3.057 incendios de más de una hectárea. Además 13 de ellos fueron grandes incendios (más de 500 hectáreas).

El peor año de la década continua siendo 2012 en el que se produjeron 13.027 fuegos, con 35 grandes incendios 183.786 hectáreas quemadas.
La superficie de los grandes incendios producidos en Canarias según los datos del programa Copernicus de observación de la tierra (ESA y Comisión Europea) fue de 1.137,60 hectáreas en el de Artenara y 8.498,80 hectáreas en el de Valleseco.

En cuanto al número de siniestros el mayor porcentajes 43,04 % se produjo en las denominadas comunidades del noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, y las provincias de León y Zamora); 39,57 % en las comunidades interiores (provincias del resto de comunidades no costeras, excepto León y Zamora); 16,90 % al Mediterráneo (regiones costeras con el mar Mediterráneo, incluyendo sus provincias interiores), y el 0,49 en Canarias (0,48 la semana anterior).