Canarias registra un nuevo contagio

La Consejería regional de Sanidad ha constatado 2.386 casos de la covid-19 en las islas desde que comenzó esta crisis, ya que este sábado se produjo un solo caso y ningún fallecimiento, por lo que hay 90 casos activos: 73 asistidos en sus casas, 16 en hospitales y solo uno ingresado en una UCI.

Desde el 31 de enero se han dado 2.134 altas epidemiológicas en Canarias, de las que 10 corresponden al día de ayer, y la cifra de fallecimientos se mantiene en 162.

Por islas, y siguiendo el ítem de la residencia del caso, la que más positivos acumulados tiene es Tenerife, que cuenta con 1.499 casos; le sigue Gran Canaria con 600 casos; La Palma, 106 casos; Lanzarote, 84 casos; Fuerteventura, 46 casos; La Gomera, 8 casos y El Hierro, 3 casos.

Se suman 40 personas que han sido diagnosticadas y tratadas y están registradas por área de declaración (la isla en la que se les ha analizado la prueba) pero no ha sido posible identificar su área de residencia porque pueden tratarse de turistas, trabajadores de área portuaria o personas sin alojamiento.

#SOCIEDAD| @avtorresp ha recordado que el #virus existe, y si bien ha languidecido y es más débil, "depende de nosotros" que vuelva fuerte#Desescaladahttps://t.co/wB3JvYhKiN

Los fallecidos por islas se reparten de la siguiente manera: 110 fallecidos en Tenerife; 7 en La Palma; 0 en La Gomera; 0 en El Hierro; 39 en Gran Canaria; 6 en Lanzarote y 0 en Fuerteventura.

El Servicio Canario de la Salud realizado 131.006 pruebas PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) para el diagnóstico de la COVID-19 desde el inicio del brote de coronavirus.

En este nuevo escenario de la pandemia por la COVID-19, la Consejería de Sanidad, adaptándose al nuevo protocolo del Ministerio de Sanidad, informa de que hasta las 20.00 horas de ayer, los profesionales del SCS, en su labor de rastreo, han detectado 107 casos sospechosos en Canarias.

El nuevo protocolo del Ministerio establece que se considerará caso sospechoso “cualquier persona con cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas atípicos se valorarán (pérdida de gusto, pérdida de olfato, diarreas, dolores musculares, etc.) bajo criterio clínico como posibles sospechosos.

El protocolo establece que estas personas sean estudiadas con PCR en las siguientes 24 horas. Así que este índice no es acumulativo sino que estas personas se convertirán bien en casos positivos bien en negativos en un período de entre 24 y 72 horas, que es el tiempo que lleva la realización de pruebas, traslado, tratamiento microbiológico y notificación.