Canarias no renuncia a los 945 millones que le debe el Estado en carreteras

El Gobierno canario subraya que no renunciará a los más de 945 millones de euros que debe el Estado a las islas en materia de carreteras y que mientras esta partida no sea abonada los intereses legales se seguirán incrementando a un ritmo de 1,2 millones cada mes.

El consejero regional de Obras Públicas y Transportes, Pablo Rodríguez, se ha reunido en Madrid con el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, para buscar fórmulas que permitan ejecutar las sentencias del Tribunal Supremo que estiman los recursos contenciosos administrativos interpuestos por el Ejecutivo canario frente al incumplimiento del Ministerio de Fomento.

La nota recuerda que la Justicia declaró la obligación de la Administración General del Estado de transferir a la comunidad autónoma las cantidades comprometidas en el Convenio de Carreteras con las islas de 2012 a 2017, incrementadas con los intereses legales correspondientes, hasta 945 millones de euros.

El también vicepresidente regional afirmó al término del encuentro que ambas administraciones están trabajando de manera conjunta para "encontrar una solución que satisfaga" a las partes y que, de hecho, "en los últimos días el Gobierno de Canarias ha mantenido contactos con el Ejecutivo central para tratar de encontrar una fórmula para ejecutar la sentencia".

Mientras el Estado no abone a Canarias ese dinero, los intereses seguirán incrementándose en unos 1,2 millones de euros al mes, y Rodríguez adelantó que "Canarias no renunciará ni a un solo euro que le corresponda de forma legítima"

"El Estado interpreta que debe abonar a Canarias cerca de 600 millones de euros, sin embargo, el Gobierno autonómico no renuncia a los aproximadamente 345 millones de euros más del convenio anterior", subrayó Rodríguez,

El consejero nacionalista desveló que se ha planteado buscar una solución para que se le transfiera a Canarias toda la deuda o un texto alternativo que transfiera los 600 millones de euros que el Ministerio de Fomento entiende que debe transferir, "sin que Canarias tenga que renunciar a lo que considera que le corresponde".

Mientras el Estado no abone a Canarias ese dinero, los intereses seguirán incrementándose en unos 1,2 millones de euros al mes, y Rodríguez adelantó que "Canarias no renunciará ni a un solo euro que le corresponda de forma legítima".

Canarias no renuncia a los 945 millones que le debe el Estado en carreteras https://t.co/Qnq4cDnAK1 vía @efe_canarias

"El Gobierno canario no va a renunciar a un derecho reconocido por sentencia y va hacer todo lo posible para que los canarios tengan lo que se merecen por justicia", reiteró el dirigente de Coalición Canaria.

En este sentido, Rodríguez recordó que el pasado 22 de diciembre Canarias firmó el nuevo convenio de carreteras con el Estado porque "era necesario para ejecutar obras que son estratégicas y claves para la movilidad de las islas, un documento indispensable para dotar de cobertura económica plurianual y jurídica a las obras que son prioridad".

Por último, Rodríguez reiteró que "no se firmó ni la adenda ni el acuerdo extrajudicial porque no recogían la deuda al completo del anterior convenio, y por lo tanto, no era lo mejor para Canarias".