Canarias: La Resistencia...

Somos La Resistencia. Los alemanes nos están salvando de la quema, y ésta no es una frase invertida de la II Guerra Mundial. Son tipos técnicos, de datos. Fríos y analíticos. Han dicho que hay riesgo de viajar a España, incluidas Baleares (su destino vacacional preferido) excepto a: CANARIAS. Señoras y Señores, hagan juego, de momento, nos ha tocado la Lotería.

Nos gastamos millones de euros al año en promoción turística, y bien gastados están porque comemos de eso, pero... en un solo minuto, en una sola decisión, en un comunicado, nos han hecho la campaña de promoción más potente de los últimos años. El Gobierno Alemán de Frau Ángela Merkel, ha decidido que, como yo, quiere a Canarias. El bueno del Presi Ángel Víctor, suspiraba aliviado ayer, justo a la salida de la Misa de la Virgen de Candelaria, Patrona de Canarias. ¿Habrá tenido algo que ver “La Morenita” en todo esto? ¿Habrá echado su manto a La Resistencia?

Sé que esto suena a coña, o a pensamiento sensiblón de gato (ése soy yo) en la esquina, pero lleva su fondo racional. La Agencia Epidemiológica Alemana ha vetado a muchos países y regiones, sin ir más lejos a uno de nuestros principales competidores: Turquía. Y ha mandado (incluso a través de los Medios de Comunicación) un mensaje claro a sus turistas: “Si van a viajar, a CANARIAS, pueden hacerlo con total tranquilidad”.

¿Saben lo que significa y vale eso...? Por lo pronto, que el gigante Turoperador TUI que ha cancelado sus viajes a España, los mantenga solo con las islas. Estoy seguro de que, en la Consejería de Turismo, donde siempre he dicho que hay gente muy inteligente, ya deben estar acariciando al gatito alemán y pensando en un mensaje definitivo para el resto de países incrédulos aún: “Si ellos confían, ustedes también pueden...”. El Ministerio de Asuntos Exteriores, puede pasar y mirar. No les cobramos...

Ahora solo hace falta no cometer errores, hacer lo que nos dicen, aunque nos moleste: el asunto “llevar mascarilla”, el asunto “no fumar”, el asunto “no fiestas, no discoteca”. Ahora toca ser La Resistencia, ser los más seguros, ¿no decíamos siempre que éramos el paraíso? Pues eso, demostrémoslo, sigamos siéndolo. Como digo yo siempre, hagámoslo por los que estuvieron y ya no están, por los que están y por los que estarán. Canarias, te quiero...