Canarias, la segunda comunidad con más mujeres en la universidad

Las comunidades de Baleares y Canarias son las que cuentan con una mayor presencia femenina en sus universidades, con porcentajes de matriculadas de casi el 60 por ciento.

En general, la mujeres son mayoría entre los matriculados de las universidades de todas las comunidades y solo en contados casos son minoría para los estudios de máster y doctorado, según refleja el estudio Las universidades españolas. Una perspectiva autonómica 2017.

Las universidades españolas cuentan con un 54 por ciento de mujeres matriculadas, frente a un 46 por ciento de hombres, lo que muestra que la presencia femenina es dominante en este nivel educativo, aunque no sea así entre el profesorado.

La presencia femenina es bastante superior a la media estatal entre los graduados de algunas comunidades, tal y como refleja este informe de la Fundación CyD elaborado con datos del Ministerio de Educación y Cultura, ya que supera el 60 por ciento tanto en Baleares, con un 65,6, como en Canarias, un 62,7.

Así, a la hora de entrar en la universidad el porcentaje de mujeres es diez puntos superior al de los hombres, y al terminar la carrera la diferencia se eleva a casi veinte puntos a nivel estatal.

Esta mayoritaria presencia de las mujeres en los estudios universitarios no tiene reflejo entre el profesorado. Pese a que hay un 50,8 por ciento de doctoradas, la presencia femenina entre el personal docente e investigador se reduce a un 40,9 por ciento.

Sin embargo, la presencia femenina sí es mayoritaria entre el personal de apoyo y servicio, donde las mujeres suponen el 60,6 por ciento del total, y en algunas autonomías, como La Rioja, incluso llegan al 68,8 por ciento
El Gobierno de Canarias reafirma su compromiso con promoción de la igualdad
El Gobierno de Canarias aprobó este lunes una declaración institucional con motivo de la conmemoración el próximo 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer, en la que reafirma su compromiso con la promoción de la igualdad, ha informado la portavoz del Ejecutivo, Rosa Dávila.

Asimismo, expresa su determinación de trasmitir valores de igualdad a las generaciones más jóvenes y su tesón y constancia para eliminar cualquier atisbo de desigualdad y violencia hacia las mujeres y para asegurar que mujeres y hombres cuenten con las mismas oportunidades y puedan ejercer de forma plena sus derechos.

En la declaración institucional, el Gobierno de Canarias destaca que las desigualdades a las que se enfrentan todavía hoy las mujeres, por el mero hecho de serlo, en su vida personal o profesional "son realidades notorias e incuestionables".

Igualmente, invita a los ciudadanos canarios a que se movilicen y se rebelen contra las injusticias que padecen las mujeres y defiendan "sus objetivas y procedentes reivindicaciones para que la igualdad de derecho sea en un futuro próximo también de hecho".

Dávila ha indicado que las mujeres que forman parte del Gobierno de Canarias secundarán los paros del 8 de marzo y participarán en las movilizaciones, mientras los varones que componen el Ejecutivo las suplirán en sus funciones.

A juicio del Gobierno canario, "debemos trabajar, de forma constante e imparable y desde la unidad de todos los sectores, hacia una transformación total de la sociedad que asegure un futuro igualitario".

Las mujeres encuentran dificultades para el acceso al mercado laboral, mayor precariedad en el empleo y discriminación salarial, sobrecargas sociales, feminización de la pobreza, escasa presencia en puestos de responsabilidad y toma de decisiones y violencia machista continúan muy arraigadas en la sociedad y deben ser motivo de un reproche social contundente y definitivo, afirma el Ejecutivo canario en su declaración.

Partidos y sindicatos a favor del movimiento
Coalición Canaria apoyará los objetivos de la huelga del 8 marzo, Día Internacional de la Mujer, con la intención de que se visualice tanto a las mujeres que tienen trabajo remunerado y siguen trabajando cuando llegan a casa, como a las que tienen trabajo no remunerado y continúan sin ser reconocidas por la sociedad. 

La formación política ha informado en un comunicado de que a pesar de la mayor cobertura de presupuestos, servicios, programas y políticas contra las desigualdades entre mujeres y hombres, el lento avance en materia de igualdad y los retrocesos experimentados, como el aumento de brechas de género o la insuficiencia de las políticas públicas, provocan que la huelga sea necesaria.

Asimismo ha destacado que mientras no se elimine la "lacra" de la violencia de género y se sigan manteniendo "las creencias de inferioridad y sumisión de las mujeres", las desigualdades por razón de sexo continuarán existiendo en la sociedad.

Por su parte, para el secretario general de CCOO, Unai Sordo, lo importante de la convocatoria de paros de dos horas hecha por los sindicatos UGT y CCOO para el 8 de marzo para reclamar la igualdad entre hombres y mujeres es confluir en la movilización, y no la duración de la huelga.

En rueda de prensa, Unai Sordo ha insistido en que "conviene dejar claro" que la brecha salarial entre hombres y mujeres existe y se trata de algo "intolerable", y ha recordado que el salario de las segundas es un 30 por ciento inferior de media.

Además, el 75 por ciento de los contratos parciales afectan a mujeres y en los pluses retributivos hay una diferencia del 44 por ciento con respecto a los que perciben los hombres, ha indicado el dirigente de Comisiones Obreras (CCOO) antes de participar en asambleas informativas con miembros del sindicato.

Unai Sordo ha criticado que haya profesiones "fundamentalmente feminizadas", en las que se cobran salarios inferiores a las que están "masculinizadas", y ha dicho que el paro se convoca porque la desigualdad tiene un componente material, ya que es "muy difícil" ejercer la autonomía personal sin independencia económica.

Pero la desigualdad no se explica solo desde la realidad laboral o socioeconómica, pues hay factores culturales e históricos que la explican, y por ello se plantea un paro laboral que impulse el gran objetivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, que tiene que ser una gran movilización social, ha señalado Unai Sordo.

La secretaria adjunta del grupo socialista en el Congreso, Meritxell Batet, ha defendido la movilización ante el 8 de marzo en respuesta al "auténtico retroceso en la concepción de igualdad entre el hombre y la mujer" que se está dando en España, en buena parte a causa del Gobierno, ha opinado.

Ya que el Ejecutivo del Partido Popular "no ha hecho absolutamente nada" en materias que promueven esa igualdad, como "políticas de conciliación, de racionalización de horarios, de poder combinar mejor la vida laboral, la vida personal y familiar" y, además, "está incumpliendo el gran pacto" suscrito en el Parlamento contra la violencia machista, ha argumentado como ejemplos de ello.

Y ha dicho que hay otras pruebas de que la gestión del PP ha perjudicado a las mujeres, como el hecho de que "la brecha salarial está aumentando" en favor de los hombres, que cobran sueldos cada vez más mayores que los de aquellas por hacer el mismo trabajo.

Con lo cual, esa brecha salarial, "en vez de tener la tendencia que hasta ahora existía de ir disminuyendo, se ha revertido y ha vuelto a aumentar, y ese es un dato muy preocupante", ha sentenciado.
8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Desde 1975, cuando Naciones Unidas celebró por primera vez el Día Internacional de las Mujeres, el 8 de marzo se ha convertido en una fecha para denunciar la innegable pervivencia de las discriminaciones que experimentan las mujeres y para clamar de forma unánime por un cambio hacia la total transformación de la sociedad en una colectividad totalmente igualitaria.

También es un día para hacer visible la contribución de las mujeres al desarrollo de todas las sociedades a lo largo de la historia, y para reconocer la labor de aquellas personas, del pasado y del presente, que se han enfrentado a un trayecto lleno de obstáculos y han abanderado la lucha para provocar cambios sociales a favor de la igualdad de género.