El foco contra la violencia machista: en las actuaciones preventivas

El presidente, que leyó la declaración institucional contra la violencia machista aprobada por el Gobierno canario el 20 de noviembre, reafirmó el "inquebrantable compromiso" del Ejecutivo contra la violencia de género

"Los jóvenes debemos convencernos de que el amor no es posesión ni es control", la clave contra la violencia machista "es la educación en los institutos, en las casas y en las calles", ha dicho hoy el estudiante Ángel Daniel Ramos, del IES La Laboral, en un acto institucional organizado por el Gobierno de Canarias con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

En el acto, organizado por el Gobierno de Canarias, ha participado el presidente del ejecutivo, Fernando Clavijo, quien ha leído una declaración institucional junto a una silla vacía que simbolizaba a la mujer ausente, asesinada.

En su intervención, Fernando Clavijo, como hizo el estudiante Ángel Ramos, ha hecho hincapié en que es entre los más jóvenes donde hay que poner el foco para centrar las actuaciones preventivas, como hace el Instituto Canario de Igualdad.

El presidente, que leyó la declaración institucional contra la violencia machista aprobada por el Gobierno canario el 20 de noviembre, reafirmó el "inquebrantable compromiso" del Ejecutivo contra la violencia de género, una lucha en la que "implicación, voluntad, colaboración y unidad se hacen absolutamente indispensables" para conseguir que sea un hecho impensable e inconcebible.

Esta violencia atenta contra la igualdad, la libertad, la dignidad, la seguridad y la vida de mujeres y menores, y "nuestra obligación es promover y proteger estos derechos y libertades", continuó.

La unidad de la sociedad
Clavijo instó a la unidad de la sociedad para que los agresores experimenten "un rechazo general y absoluto".

El estudiante Ángel Ramos relató algunas de las opiniones que sostienen con naturalidad muchos jóvenes a su alrededor, como que "los celos son una muestra de amor", y explicó que casi todos sus amigos han sido testigos de algún tipo de muestra de violencia contra las mujeres.

Por eso instó a rechazar que el amor sea posesión y control, a fomentar la educación desde todos los ámbitos y a concienciarse de que es necesario denunciar los casos que se conocen.

"Los jóvenes somos cada vez más conscientes de la necesidad de denunciar", pero la justicia también tiene que mejorar, subrayó.

El control no es sólo económico sino también social, puesto que el 80% de las maltratadas consultadas por la Cruz Roja no podía relacionarse con su familia, el mismo porcentaje de las que tienen controlado su móvil

El trabajo preventivo
En otro acto con motivo del día contra la violencia de género, organizado por la Cruz Roja de Santa Cruz de Tenerife, las consejera del Cabildo de Tenerife responsables de Igualdad, Estefanía Castro, y de Acción Social, Coromoto Yanes, también pusieron énfasis en el trabajo preventivo con la población adolescente y joven para erradicar la violencia contra las mujeres.

En este acto, la coordinadora provincial de Cruz Roja, Elena Marco, dio a conocer los datos de un estudio sobre vulnerabilidad social de las víctimas de la violencia de género realizado entre las usuarias del Servicio de Atención y Protección a Víctimas de Violencia de Género (Atenpro), un servicio de teleasistencia que atiende a más de 12.000 mujeres en España.

Ese estudio muestra la importancia del control que ejercen los maltratadores sobre sus víctimas: el 70% de las usuarias de este servicio de la Cruz Roja declaran que no pueden tomar decisiones sobre la economía familiar, realizar compras o disponer de dinero para sus gastos.

El control no es sólo económico sino también social, puesto que el 80% de las maltratadas consultadas por la Cruz Roja no podía relacionarse con su familia, el mismo porcentaje de las que tienen controlado su móvil y su acceso a las redes sociales por parte del maltratador.

De las mujeres atendidas en Atenpro, el 88,7 por ciento ha sufrido violencia física, el 61,7 por ciento violencia sexual y el 96,7 por ciento violencia psicológica.

Datos estudio
El estudio revela además las dificultades de las mujeres maltratadas para hacer llegar su situación a su círculo social: el 14% de ellas no le ha contado a nadie de su entorno su problema. 

Cuando se confían a familiares o amigos, un 70% de las mujeres usuarias de Cruz Roja recibe el consejo de su entorno de que termine su relación, pero casi un 11% le aconsejan que le dé una segunda oportunidad al maltratador e incluso un 6,5% ha sufrido recriminaciones por su actitud.

De las mujeres atendidas en Atenpro, el 88,7 por ciento ha sufrido violencia física, el 61,7 por ciento violencia sexual y el 96,7 por ciento violencia psicológica.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Cruz Roja ha lanzado la campaña "Yo rompo la cadena" para sensibilizar sobre la importancia de prevenir y actuar frente a todas las manifestaciones de la violencia machista.