El PSOE suspende la militancia al concejal de La Laguna autor Whatsapp machistas

El PSOE ha suspendido de militancia al concejal socialista de La Laguna (Tenerife) Zebenzuí González, tras conocer las informaciones de los mensajes que publicó con una serie de comentarios machistas sobre unas trabajadoras en un grupo de WhatsApp de socialistas tinerfeños.

Según publica hoy el periódico digital CanariasAhora, el concejal del PSOE escribió en un grupo de WhatsApp formado por militantes socialistas los siguientes mensajes consecutivos: "Yo a follar"; "jejejejeje"; "con empleadas que pongo yo y enchufo en el ayuntamiento"; "y después a hacer campaña por frikis"; "jejejejeje"; "perdón"; "me equivoqué de grupo".

Por eso, la Secretaría de Organización federal del PSOE ha decidido aplicarle la suspensión de militancia, según indica el partido en una nota de prensa, en la que explica que se ha tomado esta medida disciplinaria "a la vista de la gravedad de los hechos conocidos".

El PSOE canario había anunciado que actuaría con máxima contundencia contra el concejal socialista, pero sin aclarar qué medidas, y ha sido la dirección federal quien lo ha suspendido de militancia.
El concejal de los mensajes machistas dice que solo es una broma de mal gusto
El concejal socialista de La Laguna (Tenerife), Zebenzuí González, autor de mensajes machistas sobre unas trabajadoras en un grupo de WhatsApp de socialistas tinerfeños, ha reconocido hoy que se trata de una broma de mal gusto que quería hacer con un amigo con el que tiene mucha confianza. 

El concejal, que ha sido suspendido de la militancia del PSOE, ha aclarado en un comunicado que "es una broma y nada más que una broma, de bastante mal gusto he de reconocer pero en absoluto lo que digo puede o debe interpretarse como cierto". 

Ha explicado que estos mensajes están "extraídos de una conversación de WhatsApp, están absolutamente sacados de contexto y no se ajustan al sentido literal que transmiten". 

Asimismo, ha admitido que, extraídas de contexto, sus palabras pueden dar pie "a interpretaciones equivocas", aunque "en absoluto ese es el significado real". 

Según el concejal, la conversación transcurrió de forma distendida con un amigo con el que tiene mucha confianza, "en clave de humor, con expresiones soeces solo interpretables en ese sentido y en un contexto privado, para nada relacionado con mi función pública". 

No obstante, ha reconocido que nunca debió expresarse de esa manera, aun siendo una charla privada, por lo que ha pedido disculpas a todos los que se hayan sentido ofendidos. 

Ha insistido en el sentido "jocoso y vulgar" de la conversación, "alejado completamente de la realidad que en apariencia se transmite" y ha asegurado que quienes le conocen saben que ese tipo de comportamientos o acciones chocan frontalmente con su forma de ser.