El nuevo convenio de carreteras de Canarias, antes de fin de año en el Consejo de Ministros

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado hoy que espera poder llevar al Consejo de Ministros antes de fin de año el nuevo convenio de carreteras de Canarias, así como la adenda del actual, que supondrá unos 219 millones de euros anuales por cuatro años prorrogables a ocho.

"Es algo que todos, Gobierno de Canarias y Gobierno de España, queremos que suceda antes de que concluya el año para ratificar ese compromiso y aportar la tranquilidad que requieren todos los canarios", ha afirmado De la Serna en respuesta a una pregunta de la senadora de Coalición Canaria María del Mar Julios.

En la sesión de control al Gobierno del Senado, el ministro ha recordado que ayer mismo hubo una reunión entre ambas partes sobre esta cuestión y que ahora el Ministerio está esperando que el Gobierno de Canarias envíe la documentación sobre la financiación que quiere para cada uno de los convenios.

También un anexo con la relación de las obras de la adenda y las que irían en el nuevo convenio que está por suscribir.

A partir de recibir esta documentación, que el ministro desconoce si se ha entregado ya en el día de hoy, solo "quedan trámites", ha explicado, como la fiscalización por parte de la Intervención General del Estado o los informes ministeriales, antes de llevar el acuerdo al Consejo de Ministros.

De la Serna ha garantizado que existe el compromiso del Gobierno para firmar este nuevo acuerdo, y que mientras tanto hay obras que se están llevando a cabo ya, como la de La Aldea, en Gran Canaria.

De hecho, el Ministerio está aportando los expedientes para "para el cierre de cerca del entorno de 189 millones de euros" correspondientes a este año 2017.

La senadora de Coalición Canaria ha destacado la importancia de que el ministro adopte hoy un compromiso "que acabe con la incertidumbre" de obras que son esenciales para Canarias.

Ha considerado "vital y prioritario" firmar el convenio antes de finalizar 2017 para dar continuidad a las infraestructuras en marcha, así como acometer las nuevas con la necesaria seguridad jurídica.