Canarias, de nuevo en alerta

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha activado desde las 15.30 horas la situación de alerta por vientos en las islas de Tenerife, Gran Canaria, La Palma, La Gomera y El Hierro.

En estas islas se espera viento del suroeste y oeste-suroeste, con velocidad media de 40 a 60 kilómetros por hora y rachas máximas de 80 a 130 kilómetros por hora.

Las rachas más fuertes afectarán a las medianías y a las cumbres.

El Gobierno decreta la alerta por fenómenos costeros en toda Canarias
El Gobierno de Canarias ha decretado la situación de alerta por fenómenos costeros en toda la comunidad autónoma a partir de las 21.00 horas de hoy, según ha informado la Dirección General de Seguridad y Emergencias. 

En un comunicado se indica que se prevén vientos del suroeste y oeste-suroeste de fuerza 6 y 7 con áreas de fuerza 8, así como fuerte marejada y mar gruesa con áreas de muy gruesa por la tarde noche en alta mar, al norte de las islas occidentales.

Así mismo, conforme a la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, en las islas habrá mar de fondo del oeste-noroeste y noroeste con olas de 4 y 5 metros y oleaje de mar combinada de 5 a 6,5 metros de altura.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha activado también desde las 15.30 horas de hoy la situación de alerta por vientos en las islas de Tenerife, Gran Canaria, La Palma, La Gomera y El Hierro.

En estas islas se espera viento del suroeste y oeste-suroeste, con velocidad media de 40 a 60 kilómetros por hora y rachas máximas de 80 a 130 kilómetros por hora.

Las rachas más fuertes afectarán a las medianías y a las cumbres.

Ante la situación de alerta por fenómenos costeros, desde el Gobierno se aconseja proteger las viviendas situadas junto al mar ante la posible invasión de agua y no situarse en el extremo de muelles y espigones, ni sacar fotografías o vídeos cerca de donde rompen las olas.

Desde el Ejecutivo se aconseja también evitar la pesca en zonas de riesgo y no circular por carreteras cercanas a la línea de playa, así como no bañarse en playas apartadas o que no se conozcan suficientemente y que, ante cualquier incidencia, se avise al 1-1-2, entre otras recomendaciones. 

José Manuel Bermúdez pide a la población seguir las recomendaciones de autoprotección
El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha decidido activar, a partir de las 17:00 horas de hoy, el Plan Municipal de Emergencias (PEMU) en situación de alerta ante la declaración realizada por la Dirección General de Seguridad y Emergencias (DGSE) del Gobierno de Canarias por fuertes vientos, situación avalada por las predicciones meteorológicas. 

El decreto emitido suspende todas las actividades que se tenían previstas esta tarde en los centros municipales y también aquellas que se desarrollen al aire libre, afectando especialmente a los actos extraescolares, deportivos y culturales. Esa decisión se complementa con la recomendación de cancelar cualquier otro evento previsto para las próximas horas en el municipio.

El alcalde del municipio, José Manuel Bermúdez, en coordinación con la primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Vial y Movilidad, Zaida González, han tomado esta decisión insistiendo en sus términos a los centros, asociaciones, clubes o colectivos que tuvieran previsto realizar algún tipo de actividad durante la jornada de hoy.

Debido a las horas en las que se ha decretado la alerta por vientos se ha contactado con los responsables municipales en las diferentes materias, aunque subrayando esta decisión a las entidades deportivas y a los responsables de los cinco distritos de Santa Cruz de Tenerife.

Ya se han puesto en marcha los dispositivos municipales habituales ante este tipo de situaciones, desde la Policía Local a la agrupación de voluntarios de Protección Civil, el Centro de Transmisiones (CETRA) del Centro de Coordinación Operativa de la Administración Local (CECOPAL) y las empresas encargadas de los distintos servicios públicos.

Medidas de autoprotección

Desde el CECOPAL se recomienda a la población que adopte las medidas básicas de autoprotección para evitar problemas. En este caso y debido a que el principal riesgo a tener en cuenta son las fuertes rachas de viento es recomendable evitar caminar por parques y jardines, así como por todas aquellas zonas arboladas; también es necesario tener especial cuidado al pasar junto a vallas, andamios y otras estructuras susceptibles de ser afectadas por el viento. Además sería importante retirar de balcones y azoteas macetas u objetos que pudieran caer a la vía pública. 

Ante la situación del mar se debe evitar transitar por lugares próximos a la costa, de hecho en el municipio ya se han balizado lugares como el espigón de la playa de Las Teresitas o el acceso al Roque de Las Bodegas en Taganana.

Como siempre y en la medida de lo posible se pide evitar los desplazamientos innecesarios, especialmente por carretera. También se recuerda que para mantenerse informados sobre la evolución de la situación utilicen los distintos medios de comunicación y los canales oficiales, con el objetivo de evitar la proliferación y difusión de rumores o bulos infundados tan habituales en este tipo de situaciones.