El Cabildo de Tenerife reclama al Ejecutivo regional que actúe frente al Brexit

El pleno del Cabildo de Tenerife ha aprobado una moción en la que se pide al Gobierno regional que trabaje para conseguir una excepcionalidad de manera que el archipiélago pueda mantener sus actuales relaciones con el Reino Unido cuando ese país abandone la Unión Europea (Brexit).

La moción, en la que se propone que se mantenga la libertad de tránsito y de mercancías entre el Reino Unido y Canarias, fue apoyada por CC y PSOE y ha contado con la oposición de Podemos y la abstención del PP.

"Se le debería haber ocurrido al Gobierno de Canarias", pero ha sido una idea del presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y es "oportuna, creativa y oportunista en el mejor de los sentidos", dijo el consejero de Turismo, Alberto Bernabé (CC).

El representante de CC ha dicho que hay incertidumbre sobre las consecuencias negativas del Brexit en cuanto a inversiones, comercio, turismo, sector inmobiliario y sector agrario, pero ha asegurado que en todo caso serán "sobrecogedoras", en particular para Tenerife, que recibe dos millones de turistas británicos al año y cuyos ingresos turísticos dependen en un 36% de ese mercado.

Se trata de abrir una puerta a la negociación con la Unión Europea o con los interlocutores que haga falta para conseguir una excepcionalidad para Canarias y en general para las regiones ultraperiféricas, ha dicho Bernabé.

El diputado de Podemos Julio Concepción ha justificado el voto en contra porque CC trata de disfrazar de intereses generales los intereses de la patronal hotelera y que los costes sociales los paguen las clases populares y ha reprochado a Bernabé que con esta moción pretenda perseverar en un modelo desarrollista.

Sebastián Ledesma, del PP, ha justificado la abstención de su grupo porque "por pedir que no quede", pero ha considerado que la idea de excluir a Canarias del Brexit es "una ocurrencia del presidente del Cabildo" improvisada y sin estudios previos que tiene muchas complicaciones desde el punto de vista jurídico.

María Mesa, del PSOE, ha considerado necesario y oportuno que se plantee esta excepción para Canarias, que vive de la actividad turística y por tanto precisa de fórmulas especiales ante los efectos del Brexit. 

El Gobierno regional pide "condiciones especiales" a Soraya Sáenz de Santamaría

Canarias ha defendido la necesidad de contar con "condiciones especiales" para afrontar el Brexit en la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea (CARUE), reunida por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría. 

La vicepresidenta se ha reunido con representantes de las comunidades autónomas para informarles de la evolución de las negociaciones para la salida del Reino Unido de la UE.

En declaraciones a la salida de la reunión, el consejero canario de Economía, Industria, Comercio y Conomcimiento, Pedro Ortega, ha agradecido la "continuidad en la información" por parte del Gobierno, que permite a la comunidades prepararse para los efectos del Brexit.

Ortega ha explicado que, en la reunión, ha defendido que "debería intentarse lograra un trato específico" para las regiones ultraperiféricas, al menos durante el periodo de transición del Brexit, "para que los daños colaterales sean los mínimos posibles".

Así, el consejero canario ha recordado que casi el 10 por ciento del PIB de las islas "es del turismo británico; la importancia es mucha", ha dicho.

"Ya nos vemos afectados por la depreciación que ha sufrido la libra esterlina, así que, en este momento tenemos que estar atentos para que los efectos sean lo menos dañinos posible", ha subrayado.

Además, ha destacado que el Gobierno regional "sigue trabajando para potenciar la imagen de Canarias como posible 'hub' o plataforma de negocios para atraer a aquellas empresas que vayan a salir del Reino Unido y que "quieran seguir estando en Europa pero beneficiarse de las condiciones especiales que tiene Canarias".