Canarias comienza a levantar las restricciones fijadas a la nueva normalidad

El Gobierno de Canarias ha comenzado este jueves a suprimir o aliviar algunas de las restricciones que impuso a determinadas actividades en las normas que regulan la llamada "nueva normalidad", debido a la buena situación sanitaria del archipiélago con respecto a la covid-19.

El portavoz del gobierno, Julio Pérez (PSOE), tras la reunión del Consejo de Gobierno, ha dicho que esta eliminación de las restricciones se toman "porque la situación sanitaria lo permite" y ha adelantado que en la próxima semana, el Ejecutivo continuará con un progresivo levantamiento de estas limitaciones.

Uno de los acuerdos adoptados este jueves, y que entrarán en vigor mañana, se refiere al ocio nocturno, cuya actividad será, según Julio Pérez, "más abierta", aunque todavía con aforo limitado y sin que se pueda utilizar aún "la pista de baile". Ha insistido en que esta actividad no es complemente libre, porque subsisten algunas condiciones aunque "aumentan sus posibilidades".

También se ha acordado este jueves, por ejemplo, flexibilizar más las condiciones de uso de las habitaciones de los hoteles, según ha explicado el también consejero de Administraciones Públicas.
Pérez ha dicho que de lo que se trata es de ir liberando actividades para permitir la recuperación económica del archipiélago. 

Además se ha congratulado del aumento que se ha producido en la movilidad tanto la interinsular, como con la península y con el exterior, lo que ha permitido un aumento de pasajeros y movimientos "que se ha notado en los aeropuertos".
"Es un motivo de satisfacción porque supone el comienzo de la reactivación económica y de la actividad turística", ha apuntado Pérez. 

Ha insistido en que ello es posible gracias a que la situación sanitaria del archipiélago es "relativamente buena" y de continuar así en las próximas semanas se irán levantando limitaciones establecidas en las normas aprobadas por el Gobierno de Canarias el pasado 21 de junio con el fin del estado de alarma y el comienzo de la denominada "nueva normalidad".

Pérez ha recordado que los casos nuevos de covid-19 se han dado en un grupo de inmigrantes llegados en patera a las islas y que previsiblemente se contagiaron en origen.
Ha aclarado que a todos los inmigrantes se les hace la PCR, se les somete a un periodo de cuarentena y, en caso de dar positivo, se les aplica el protocolo sanitario de aislamiento. "Afortunadamente muchos dejan de ser positivos a los pocos días", ha añadido el consejero, quien ha apuntado que la Delegación del Gobierno ha anunciado que prepara una red de centros para alojar a estas personas. 

Pérez no ha querido pronunciarse sobre las objeciones expresadas por el Ayuntamiento de Agüimes (Gran Canaria) respecto a que la Cruz Roja instale un campamento en unos terrenos del municipio propiedad de la Autoridad Portuaria, en Arinaga, y ha señalado que confía que el Consistorio acepte, al igual que han hecho otros municipios canarios, su aportación para atender de la mejor manera posible a los inmigrantes que llegan al archipiélago. El portavoz del Gobierno ha insistido en que el alojamiento y mantenimiento de estas personas es una competencia estatal y ha recordado que Canarias tiene responsabilidad sobre los menores. "Y de ellos nos hemos ocupado", ha añadido. Para ello, ha proseguido, la Consejería de Derechos Sociales ha procurado la atención y los alojamientos en lugares adecuados.