Clavijo: "El mayor presupuesto de la historia de la comunidad"

El Ejecutivo canario ha aprobado hoy "el mayor presupuesto de la historia de la comunidad autónoma", con 8.239 millones de euros, 938 más que los de 2017, según ha anunciado hoy su presidente, Fernando Clavijo, tras la reunión del Consejo de Gobierno.

Incrementar la financiación de los servicios públicos esenciales, a los que se destinan 439,7 millones de euros más que el año pasado; aumentar la inversión productiva, con 318,2 millones más (+ 45 % ); y devolver a las rentas medias y bajas el esfuerzo que han hecho durante la crisis, con una reforma fiscal valorada en 124 millones de euros, son los principales ejes de este presupuesto, ha detallado Clavijo.

De esta forma, la partida de Sanidad aumenta en 231,7 millones, lo que implica "volver a cifras anteriores a la crisis"; la de Educación crece en 100,4 millones, lo que supone que este gasto pasa a representar el 3,7 % del PIB regional; mientras que las cuentas de Políticas Sociales se incrementan en 99,5 millones, ha destacado la consejera regional de Hacienda, Rosa Dávila.

El presidente canario ha recalcado que el acuerdo suscrito con el PP y la Agrupación Socialista Gomera garantiza que "el núcleo duro" de las cuentas regionales para 2018 que se debatirán en el Parlamento no sufrirá modificaciones.

Clavijo ha estimado que la comunidad canaria podrá destinar en 2018 los 260 millones de superávit de 2017 a los servicios esenciales, para lo que será preciso que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado del próximo ejercicio.

Rosa Dávila, ha precisado que la rebaja fiscal incluida en este presupuesto, y que tendrá efectos en la declaración de la renta relativa al ejercicio de 2017, incluye medidas sobre el IRPF, como una deducción de 400 euros en los gastos de guardería, otra de 100 euros en los gastos de libros, material escolar, transporte y uniformes, otra de 250 euros por acogimiento de menores, y otra de 500 euros a las familias con personas discapacitadas o dependientes.

A estas deducciones se suman una del 10 % en las facturas de los gastos por enfermedad que se abonen mediante transferencia bancaria o tarjeta, otra de 100 euros por familia monoparental, una deducción del 10 % en obras de adaptación de viviendas a la discapacidad y otra, también del 10 % y con un tope de 7.000 euros, al gasto en obras de eficiencia energética de la vivienda habitual.

De igual forma, las nuevas cuentas regionales mejoran en un 50 % la deducción estatal sobre las donaciones a ONG con fines sociales y ecológicos e incorporan una deducción del 15 % a las donaciones con fines culturales y de investigación.

Dávila también ha detallado las medidas de la rebaja fiscal que se aplicarán sobre el IGIC, impuesto que dejarán de pagar las personas físicas que facturen menos de 30.000 euros, que se dejará de aplicar, por primera vez en España, a los productos de higiene femenina, y que bajará del 7 a 3 por ciento en la compra de la primera vivienda por parte de jóvenes menores de 35 años.

Además, el IGIC de la factura electrónica se reducirá del 7 al 3 % para toda la ciudadanía de las Islas, una bajada que también beneficiará a las obras de reforma y mejora de la vivienda habitual.
Rosa Dávila ha recalcado que el Gobierno canario ha elaborado estos presupuestos en un escenario de "prórroga" de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y ha establecido sus previsiones macroeconómicas en base a una coyuntura de "inestabilidad política", la causada por la crisis catalana.

En base a esos parámetros, el proyecto de ley de presupuestos generales de la comunidad autónoma canaria para 2018, que refuerza con 4,5 millones la lucha contra el fraude fiscal, prevé que la economía canaria crezca entre un 2,5 % y un 2,8 % en 2018, frente al alza del 3,3 % que espera este año.

La tasa de paro, que en 2017 se prevé que se reduzca hasta el 24,3 %, será del 22,9 % de la población activa el próximo ejercicio, según los cálculos del Ejecutivo regional, que estima que en Canarias se creen unos 40.000 nuevos empleos entre este año y el que viene.