Canarias, unida por la nueva ley de Patrimonio

Los cabildos y los municipios de las islas han apoyado hoy el anteproyecto de ley de Patrimonio Cultural de Canarias que impulsa el Gobierno, que refuerza la colaboración entre las administraciones, según ha informado hoy la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes.

En una reunión convocada por la Dirección General de Patrimonio, los responsables competentes en esta materia de las corporaciones insulares y municipales han conocido además las últimas aportaciones incluidas en el texto normativo, ha informado la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes en una nota.

Entre las novedades figura la ampliación del concepto de Patrimonio Histórico, adoptando la denominación más genérica de Patrimonio Cultural, en concordancia con lo habitual en las normas de otras comunidades autónomas y en los convenios internacionales.

Así mismo, se amplía el concepto, de manera que el Gobierno de Canarias velará por la investigación, difusión y, en su caso, por el retorno a Canarias de los bienes del Patrimonio Cultural que se hallen fuera del ámbito territorial de la comunidad autónoma.

La futura ley contará con un Sistema de Información del Patrimonio Cultural de Canarias, que será más amplio y comprensivo de la información patrimonial que se pretende aglutinar, independientemente del soporte en el que se encuentre.

En lo que se refiere a las competencias de las administraciones públicas, se ha procurado mejorar la sistemática y concentrar el articulado que la regula y que en la actual está disperso.

La nueva ley crea una categoría más de protección para los Bienes de Interés Cultural (BIC), intermedia entre el máximo grado de protección y los incluidos en los catálogos municipales, creando el catálogo insular.

Además, se propone la existencia de los instrumentos de protección como el Registro de BIC, Catálogos Insulares de Bienes Patrimoniales Culturales y Catálogos Municipales de Bienes Patrimoniales Culturales, donde se incluyen todas las manifestaciones patrimoniales y los tipos de patrimonio específicos, por lo que se eliminan como instrumentos de protección, el Inventario de Bienes Muebles y los catálogos arquitectónicos municipales y las cartas municipales, arqueológicas, etnográficas y paleontológicas.

Además, se incluye la nueva categoría de Paisaje Cultural, se suprime la denuncia de mora, como trámite imprescindible para declarar la caducidad de los expedientes BIC, que se produce por el transcurso del plazo de 24 meses; y se atribuye a la comunidad autónoma competencia para incoar los expedientes de BIC de patrimonio inmaterial.

La gestión del sistema de museos recae sobre la comunidad autónoma con la creación del Registro de Museos.

La nueva ley introduce nuevas medidas sobre el acceso preferente al crédito oficial o subsidiado a los titulares de bienes BIC o incluidos en catálogo insular; mejorará la regulación del 1 % Cultural y crea la distinción de "Protector del Patrimonio Cultural de Canarias".

En cuanto a sanciones, se mejora la descripción de las infracciones, vinculándolas a la gravedad de los perjuicios que produzcan (leves, graves o muy graves), y se eleva la cuantía de las multas por infracciones leves de 600 euros a 3.000 euros, que tendrán como destino el Patrimonio Cultural de Canarias.