Canarias avisa de vertidos intencionados en el mar aprovechando corrientes

La descarga ilícita de hidrocarburos detectada a 147 millas de La Palma no ha tenido efectos sobre las costas canarias, anunció el Ejecutivo regional, que atribuyó el vertido a una intención clara del buque petrolero de no dejar rastro de este hecho al aprovechar las corrientes marinas.

El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, ha respondido de esta forma en el Parlamento regional a la diputada socialista Matilde Fleitas, quien se interesó por las consecuencias ecológicas de la supuesta descarga ilícita de hidrocarburos a 147 millas de La Palma por parte del buque petrolero Aldán.

Ese vertido habría ocasionado una mancha de 55 kilómetros cuadrados y la diputada socialista expresó su preocupación por la vigilancia de los casi 1.500 buques que navegan anualmente por aguas próximas a Canarias, en cuyas costas ya se han registrado "múltiples incidentes".

José Antonio Valbuena afirmó que desde la gravedad de los hechos es necesario un mensaje de tranquilidad, porque no ha habido ningún efecto en las costas canarias, pero también de preocupación, pues no es causal el que el vertido se haya dispersado de forma rápida, sino que hay empresas que aprovechan esta zona de corrientes de forma claramente intencionada para realizar vertidos sin dejar rastro.

Por ello indicó a las empresas "tentadas" a efectuar actos medioambientalmente irresponsables que la Agencia Europea de Vigilancia Marítima analiza por satélite la situación en tiempo real para poner fin a este tipo de actividades.

La Agencia detectó este incidente en concreto y ahora se estudian las infracciones a la petrolear causante del vertido, añadió José Antonio Valbuena, que especificó que inmediatamente se comunicó el hecho a la zona de influencia, en este caso las costas canarias, por si hubiese algún tipo de afección a sus aguas.