Canarias aprueba su ley de presupuestos con subida fiscal y del gasto social

El pleno del Parlamento de Canarias ha aprobado este jueves de forma definitiva el presupuesto autonómico para 2020, que incluye aumentos tanto de la fiscalidad como del gasto social.

El presupuesto, que alcanza los 9.569 millones de euros, un 8,75% más, y ha pasado por el trámite parlamentario sin cambios sustantivos, es el primero del gobierno de coalición cuatripartito de centro izquierda, liderado por el socialista Ángel Víctor Torres y formado por PSOE, Nueva Canarias, Sí Podemos y Agrupación Socialista Gomera.

A partir del 1 de enero, los canarios pagarán medio punto porcentual más en impuestos indirectos, al pasar el IGIC del 6,5% al 7%.

En el impuesto de sucesiones y donaciones, se reducen progresivamente las bonificaciones a las cuotas superiores a 55.000 euros y se eliminan a partir de 305.000.

También subirá el IRPF para rentas superiores a 90.000 euros, los impuestos al tabaco y al juego y el IGIC de la telefonía y de la electricidad, en este caso con la excepción del consumo doméstico.

Al mismo tiempo, habrá más gasto social para financiar mejor la dependencia, la atención a los mayores y, una de las iniciativas principales del pacto cuatripartito, la renta mínima ciudadana para luchar contra la exclusión social, cuya creación se aprobará por ley el próximo año, según las previsiones.

🏛Aprobados los Primeros Presupuestos Generales de la CA de Canarias de la X Legislatura. @matosgustavo agradece la labor realizada por [email protected] [email protected] del @parcan, portavoces, miembros de comisión Presupuestos, [email protected] en ponencia, servicios de la Cámara y miembros de la Mesa pic.twitter.com/A18ZqpweF1

En conjunto, el gasto social pasa de representar el 72,5% del presupuesto de 2019 al 75% en 2020.

De los 9.569 millones de euros presupuestados, 1.468 millones serán para amortizar deuda y quedarán 8.066 millones para los gastos no financieros, un 2,7% más que en 2019.

La inversión se queda en 1.008 millones de euros, aunque el ejecutivo canario cuenta con que cuando haya presupuesto en el Estado puedan incorporarse partidas pendientes de al menos 300 millones de euros, como 30 millones contra la exclusión social, 42 millones para el plan de empleo y 42 millones para infraestructuras educativas.

Gran parte del incremento presupuestario, 217 millones de euros, será para gastos de personal, de los que 120 millones corresponden a las reducciones de jornada para los empleados de sanidad y educación.

El presupuesto ha sido diseñado con una previsión de crecimiento de la economía canaria del 1,3% del PIB, medio punto menos que en 2019, insuficiente para reducir la tasa de desempleo, que subirá hasta el 21,3% de la población activa.