La Laurisilva

La Laurisilva (en latín laurus+silva, “bosque de laurel”) es un tipo de bosque nuboso subtropical o selva alta, propio de lugares húmedos, cálidos y con leves heladas o sin ellas y grandes árboles cuyas hojas se parecen a las del laurel, de ahí su nombre. 

La Laurisilva Canaria está presente en algunas islas, muy emparentada con otras formaciones Macaronésicas y conformada por especies de la familia de las lauráceas, que junto con el Fayal-Brezal componen el denominado Monteverde. Presenta suelos profundos y es característico de las medianías a barlovento influidas por las brumas de los alisios, carentes de heladas, con precipitaciones de 500 a 1100 mm y una temperatura anual de entre 15 y 19º C. 

lam,ina 2 laurisilva

Amplia la imagen aquí

Este bosque se extendía durante el periodo terciario, hace más de 20 millones de años por una amplia zona de la cuenca del Mediterráneo. Las glaciaciones que hubo a finales de dicho período y durante buena parte del cuaternario fueron desplazándola hacia regiones más templadas del sur, donde las condiciones eran más propicias para su supervivencia, asentándose en el norte de África y en los archipiélagos macaronésicos. Al concluir las glaciaciones, comenzó la extensión de los desiertos en Africa septentrional, por lo que este tipo de bosque quedó reducido a aquellas áreas que actúan como bordes entre la zona templada y la intertropical (Macaronesia). A lo largo de millones de años, este bosque ha sufrido muy pocas transformaciones evolutivas, por lo que es una reliquia viviente de las formaciones vegetales que cubrían gran parte de Europa durante el Terciario. 

Actualmente las mejores representaciones de Laurisilva Canaria se encuentran en el Parque Nacional de Garajonay de la Gomera, El Canal y Los Tilos en La Palma, el Parque Rural de Anaga y el Monte del Agua, en Teno, ambos en Tenerife. 

En Gran Canaria presenta algunos núcleos degradados como Los Tilos de Moya dentro del Parque Rural de Doramas, debido a que sus antaño grandes bosques fueron talados en el siglo XIX para conseguir madera con que abastecer a los vapores que recalaban en el Puerto de La Luz. Igualmente la zona alta de El Golfo en El Hierro cuenta con zonas de laurisilva degradada.

Otras formas boscosas muy parecidas se encuentran en los archipiélagos portugueses de Azores y Madeira y en el Parque Natural de Los Alcornocales , en el extremo meridional de la Península Ibérica, único lugar de la Europa continental que cuenta con una zona de Laurisilva 

Consigue tu lámina firmada y numerada

Si te interesa tener una copia firmada de las ilustraciones que publicaré en este blog cada semana, contacta conmigo en [email protected] O sígueme en Instagram @cabrerasuarezjosemaria