Acebiño

El Acebiño o Ilex Canariensis es una especie de planta o arbusto con flor propia de la Macaronesia, que ha estado muy arraigada a nuestras costumbres ancestrales.

Su nombre científico (Ilex) procede del término en Latín del de la Encina, debido al parecido de sus hojas, además de tener un follaje muy similar con el del Acebo Europeo, con el que en ocasiones ha sido confundido.

acebiño

Amplia la imagen aqui

Se trata de un arbusto de hoja perenne o siempreverde, que suele rondar en su madurez desde los 6 hasta los 10 metros de altura y está ampliamente distribuido por los bosques húmedos situados desde las islas centrales hasta las occidentales, estando muy extendido en Tenerife, La Palma, La Gomera y el Hierro. No tanto en Gran Canaria, donde se localizan poblaciones más dispersas de Monteverde. 

Su corteza es de color gris blanquecino, de hojas brillantes ovaladas o elípticas, con presencia de alguna espina ocasional, cuyo haz es de un verde intenso, mucho más oscuro que el envés. Sus flores son de un tono blanquecino con matices verdosos y brotan desde los meses de abril hasta junio, pudiéndonos encontrar con sus frutos también desde abril hasta enero, los cuales son de forma esférica, de aproximadamente 1 cm de diámetro, que se tornan de un color rojo intenso durante su madurez y pasan al color negro después de un tiempo.

Es una de las especies autóctonas más productoras de semillas, sin embargo, no es muy común encontrar nuevas plantas, pues suele reproducirse más mediante chupones que brotan del árbol original cuando muere que por la propagación de sus frutos, lo cual indica que su estrategia es la de una planta que prefiere mantenerse en un lugar estable y protegido antes que a buscar nuevas zonas para colonizar.

Es el alimento preferente de las palomas Rabiche y Turqué, otras de las joyas de nuestra fauna endémica, pero son los mirlos los principales agentes para la dispersión de sus semillas.

Está presente en todo el monteverde húmedo y fayal-brezal, entre los 400 y 1.500 m de altitud, llegando en ocasiones hasta los bordes del pinar y su madera ha sido aprovechada durante mucho tiempo para diversos usos, desde la fabricación de palos y horquetas para sujetar viñas, tomateras o plataneras, hasta la fabricación de aperos de labranza, e incluso como leña para la cocción de Guarapo, y se dice que su corteza tiene propiedades cicatrizantes y anti acné, aunque ese aspecto es muy poco conocido.

En los últimos tiempos ha sido uno de los pilares en los que se ha sustentado la repoblación forestal, encontrándose actualmente incluido en el Anexo III de la Orden sobre protección de especies de la flora vascular silvestre de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Consigue tu lámina firmada y numerada

Si te interesa tener una copia firmada de las ilustraciones que publicaré en este blog cada semana, contacta conmigo en: [email protected]

O sígueme en Instagram @cabrerasuarezjosemaria