"Cambio de ciclo" en la economía de Canarias

La economía canaria podría registrar este año un crecimiento superior en medio punto al de la española, que se acercará al 3 % del PIB, según estimaciones de Caixabank, que cree confirmado un "cambio de ciclo" frente a años pasados en que las islas avanzaban menos que la media del país.

El archipiélago presenta, de hecho, "perspectivas muy favorables" en opinión de la entidad financiera, según ha afirmado hoy su director corporativo de Planificación Estratégica y Estudios, Enric Fernández.

Caixabank destaca como un factor positivo para la evolución de la economía isleña "lo que se está haciendo en la industria número 1 de Canarias, el sector turístico", al tratar de configurar "un producto distinto" al de destinos con los que ha competido tradicionalmente, como los del norte de África, incorporando elementos que aporten valores añadidos a su oferta de sol y playa.

Enric Fernández ha hecho estas declaraciones durante la presentación en Las Palmas de Gran Canaria de un "Diagnóstico Estratégico de la Economía de Canarias" elaborado por la consultora Analistas Financieros Internacionales por encargo de Caixabank.

Un informe que, según ha subrayado el director de la entidad en las islas, Juan Ramón Fuertes, se enmarca en una colección de estudios sobre el tejido productivo de las distintas comunidades autónomas del país promovidos por la entidad financiera con el propósito de "contribuir al conocimiento de la realidad económico-territorial de España".

Por ello, el documento "no es un estudio de coyuntura económica al uso, ni siquiera un análisis de perspectivas", ha aclarado el director asociado de Analistas Financieros Internacionales José Antonio Herce.

En consecuencia, el texto "ofrece un amplio análisis de los procesos demográficos, territoriales, institucionales y económicos que se han observado en los últimos años en las islas" y, a partir de ahí, aborda las fortalezas y las debilidades que presenta el archipiélago, según se explica en un resumen distribuido en el acto.

El informe subraya que "la economía canaria, al igual que el conjunto de la española, se enfrenta a retos importantes" y, en especial, al de atajar sus "niveles elevados de desempleo".

Otra de las "amenazas" para el avance del archipiélago que apunta es "el descenso de la población joven y la falta de reemplazo de las generaciones más envejecidas del 'baby boom'".

Además, en las islas se debe trabajar para mejorar la capacitación de los recursos humanos mediante una adecuación a las necesidades del mercado laboral del sistema educativo, algo que, al igual que en el conjunto de España, "es un imperativo a medio y largo plazo", ha recalcado Enric Fernández.

No obstante, el director corporativo de Planificación Estratégica y Estudios de Caixabank ha insistido en mostrarse "optimista" respecto al futuro de la economía del archipiélago.

No solo por las ventajas competitivas que aportan a su sector turístico su clima primaveral y su biodiversidad frente a destinos vacacionales competidores extranjeros, sino también porque puede tener "otra palanca clave" para el crecimiento en la economía digital y las nuevas tecnologías, de acuerdo a su diagnóstico.

En él se valora también como factor positivo la existencia de un Régimen Fiscal y Económico propio que se califica como "un elemento crucial y diferencial de la comunidad", si bien se matiza que, "sin embargo, para seguir progresando es necesario profundizar en la integración económica con el resto del Estado y de la Unión Europea, por medio de las políticas de convergencia y cohesión".

Enric Fernández ha querido aclarar que el objetivo del diagnóstico presentado hoy es "sentar las bases para promover un debate que plantee cuáles deben ser las estrategias para un crecimiento sostenible de la economía" y que, por ello, no constituye un documento cerrado, sino que se pretende que suponga "una invitación al diálogo" entre agentes económicos y sociales.