¿Por qué no hay más jefas en España?

La flexibilidad laboral, la transparencia en los procesos de selección y los cambios en la cultura corporativa favorecerían el ascenso de la mujer en el tejido empresarial español. Es la conclusión a la que ha llegado el estudio Women in Business 2017, que analiza la situación del liderazgo femenino en el mundo.

"Mujeres y hombres coinciden en la necesidad de que España acometa cambios culturales profundos para que haya más jefas, sobre todo en el reparto de los roles familiares y sociales" ha señalado Isabel Perea, socia de Grant Thornton.

El informe parte de más de 5.500 entrevistas a directivos y directivas de 36 países, realizadas por Grant Thornton, una de las mayores organizaciones mundiales de auditoría y asesoramiento fiscal, legal y financiero. 

Entre las medidas más señaladas por directivos de ambos sexos, el estudio destaca que un 90 % apostaría por facilitar la conciliación de la vida personal y profesional y un 63 % fomentaría el aumento de la igualdad en los procesos de selección. 

Perea resalta que "los datos indican que los prejuicios de género siguen prevaleciendo a pesar de las apariencias", aunque la gran mayoría de hombres, un 84 %, reconoce que hay barreras para el ascenso de la mujer a la dirección de empresas.

"Los hombres siguen poniendo énfasis en la conciliación, a pesar de que puede ser un arma de doble filo para las carreras profesionales de muchas mujeres" y además, "la cultura empresarial española y la brecha salarial como obstáculos, les sigue impidiendo continuar su ascenso profesional", ha indicado Perea. 

Donde hay mayores diferencias de opinión entre mujeres y hombres es "a la hora de valorar la idoneidad de la cultura corporativa española: a los hombres les resulta adecuada y para muchas mujeres es excluyente", añade.

Recomendaciones
En este sentido, María José Lázaro, socia de Grant Thornton, ha recomendado "crear equipos directivos diversos que reaccionen de forma más equilibrada ante las amenazas y las oportunidades", ya que "un equipo mixto aporta una mayor variedad de opiniones, al valorar cuestiones estratégicas y podría significar en último término la diferencia entre el éxito o el fracaso". 

España avanza en su presencia de mujeres en la dirección, del 26 % al 27 %, "un incremento poco significativo que confirma una ligera tendencia al alza, aunque rozando el estancamiento de los últimos tres años", ha matizado. 


María José Lázaro ha indicado que "a este ritmo, la paridad efectiva de hombres y mujeres en puestos de responsabilidad se conseguiría dentro de 20 años, en 2037". 

Donde sí ha habido un avance considerable es en el número de empresas españolas sin ninguna mujer en la dirección, "se ha pasado de un tercio de empresas (32 %) en 2012 a menos de un cuarto en 2017 (un 22 %)". 

El ránking mundial de liderazgo femenino lo encabezan Rusia (47 %) e Indonesia (46 %), seguidos de Estonia, Polonia y Filipinas, los tres con un 40 %; en los últimos puestos se sitúan Japón (7 %), Argentina (15 %), India (17 %), Alemania (18 %) y Reino Unido (19 %).