Boxing Day: Lo que no te cuentan

Tuvigú

Con las fechas navideñas, la mayoría de los campeonatos profesionales de diversas disciplinas deportivas sufren un parón en la disputa de sus encuentros. Es época festiva. Un periodo de vacaciones para estar con la familia y amigos, una época de unidad, de reencuentros, de compartir experiencias y unas fiestas que hay que vivirlas con la ilusión de un niño.

Sin embargo, esta versión es aplicable a la mayor parte del deporte, pero no todas las competiciones se detienen. En Gran Bretaña se aprovechan las fechas navideñas para la celebración de hasta 3 jornadas en tan sólo 10 días, teniendo especial mención la que se disputa cada 26 de diciembre.

El “Boxing Day”, que así se cataloga al día festivo posterior a Navidad en Reino Unido e Irlanda, es uno de los días más esperados para los hinchas de las principales cuatro categorías inglesas (La Premier League, Championship, League 1 y League 2) y en la liga escocesa. En esa simbólica fecha para la sociedad británica se disputa una jornada completa en la que participan todos los equipos y además se garantiza la programación, de a priori, grandes partidos de la competición.

La decisión de jugar en fechas navideñas es controvertida, pero los británicos se mantienen fieles a sus tradiciones. Hasta 1950 se celebraban encuentros el día de Navidad y el siguiente; pero sobre todo tiene un hito histórico que refuerza la celebración de toda la jornada en el día de San Esteban.

El 26 de diciembre de 1860 se disputó el primer partido de la historia a nivel de clubes, que enfrentó al club más antiguo del país, el Sheffield FC con el Hallam FC. Desde entonces, la Federación Inglesa de Fútbol promueve este factor diferencial de la Premier League y planifica el calendario para que se enfrenten clubes de la misma ciudad o el desplazamiento sea el menor posible para sus aficionados.

Es una jornada festiva, en la que los estadios reciben una media del 97% del aforo completo, con grandes tintes navideños en sus gradas y que aprovechan muchas familias para ir con sus hijos e hijas a animar al club de sus amores.

Además, el hecho de jugarse hasta 10 partidos el mismo día que el resto de grandes ligas europeas están paradas sirve para internacionalizar el fútbol inglés por todo el planeta; obteniéndose notorios ingresos por los anunciantes, favoreciendo a los clubes y la Federación en la negociación de derechos de televisión. Sus sobresalientes beneficios ha llevado a otras competiciones a estudiar el caso británico y plantearse medidas semejantes en las próximas temporadas.

El fútbol en Inglaterra es pasión, es cultura y, sobre todo, tradición. Y el Boxing Day es un ejemplo de unificación de esas tres características de la idiosincrasia británica.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre