Las Raíces desde el origen

Empezar a respirar en las entrañas de la vida, en el bosque de nuestra sabiduría, para reencontrarse en el ojo perdido, en el hombro caído de quien no ve, de quien no siente ni en su propia piel esa parte a la que llaman ser. Solo necesitas des - conexión.

Más allá de donde podamos ver, más allá de donde podamos sentir, está ella. 
Inocua, imperfecta, intensa...
como un sueño, un delirio construido a base de hilos de terciopelo.
Y ya no puedo pensar más si es real o una ilusión.
Es, sin más... piel desnuda ante la verdad más pura del universo.
Quizás sea mi mente quien juega a seducirme ante la prístina de los sentidos, del origen del comienzo y si lo pienso bien, quizás sea lo mejor para todos.
Image

Helechos | DÉBORAH TORRES

Y es que siempre es un placer escribir, y mucho más si pienso que me lees, tener este espacio y la suerte de expresarme libremente es sin dudas, una gran oportunidad.  Recuerdo que hubo un momento en que tenía 20 o 21 años cuando escribía artículos todos los días en mi blog personal,  y a veces, buceo en mis archivos (los que aún no he borrado) y miro hacia atrás a ese período de mi vida. 
Se siente como que han pasado más de diez años, y sólo han sido seis, una sensación de lejanía pero al mismo tiempo, más cerca de lo que imagino, pues son tantas cosas las vividas...
Recuerdo en mis comienzos... el entusiasmo por ser leída, mi disposición a convertirme en alguien, luchar por mis objetivo personales, a dedicar mi tiempo para escapar de la rutina... Estaba ansiosa por la aventura, quizás más que ahora, encontrando la posibilidad de vivir una vida a la que nunca pensé que algún día tendría acceso.
Y es que Internet se convirtió en una ventana a otro mundo y una oportunidad para construir una nueva vida. En ese sentido, he estado experimentando la misteriosa dicha del mundo digital durante muchos años... 
ImageImage

Pinos canarios | DÉBORAH TORRES 

Mi relación con la tecnología comenzó a una edad muy temprana (la que cabe esperar cuando la globalización  arrasa imponiéndose en nuestras vidas casi sin avisar.) Comencé a empaparme de blogs de inspiración, no sólo de escritura, sino de moda, viajes, decoración...  por lo que siempre fui muy sensible al mundo tecnológico. Tuve una profunda fascinación por entender muchas cosas que me rondaban la cabeza como la psicología, la historia y la literatura, y encontré de muchas maneras mi comodidad a través de la pantalla y las teclas que me llevaban al tesoro más preciad, el conocimiento.
Creo que mi punto de vista es casi incomprendido por muchas personas, y lo entiendo, mi enfoque de la vida puede resultar ser un tanto extraño, quizás demasiado intenso y volátil, pues vivo soñando todo el día, y como les escribí en algunos renglones más arriba, hubo una época en la que publicando artículos casi todos los días, me di cuenta que solo se trataba de fotos de mí misma en diferentes situaciones y lugares... Lo podía sentir como un narcismo absoluto y completo hacia mi persona, parecía como que estaba creando un personaje. Y de verdad que lo disfruté porque cuando estaba mirando las imágenes, ni siquiera sentía que era realmente yo, sino una versión mejorada de lo que realmente quería ser. 
Hasta hace poco, nunca me sentí completamente cómoda con mi parte oscura, con mi profunda melancolía o introversión de mi sensibilidad. Para mí, no había nada de bueno en eso, tenía una idea bastante estereotipada del tipo de sentimientos que necesitas tener en tu mente para proyectarlo a la sociedad y que te diesen el visto bueno como una "persona cuerda" y sobretodo  para tener éxito en la vida (esa sensación de optimismo constante y positividad absoluta) Y me sorprendí cuando descubrí que no estoy de acuerdo,  ya que mi visión  es mucho más profunda y puedo percibir mucho más de lo que la gente inspira más allá de su imagen y cosas materiales. 
ImageImage

Esencia en Las Raíces | DÉBORAH TORRES

Creo que soy capaz de encontrar la belleza y pureza en cada rincón o en personas con personalidades muy diferentes y que tienen un poco de todo y  abarcan todo el amplio espectro de sus colores y emociones internas... Y créeme que aceptar todas y cada una de las facetas de quiénes son sin caer nunca en estándares o normas sociales es un reto para mi, porque al final, no puedo negar que soy susceptible y con tendencia a hacer prejuicios, es lo que lastro de esta sociedad.  He estado intentando aún así abrazar una versión más completa de mí misma, lo que tenía miedo de ser o mostrar antes, ahora me llena de orgullo y me hace sentir especial, lo que siempre he buscado y entender que para mí, hay algo maravilloso en la idea de inspirar a las personas con algo oscuro, hacer feliz a la gente con algo triste. En todo caso, deseo que sea mi objetivo. Inspirar a otros a no tener miedo de este lado de sí mismos, un lado que todos tenemos en nosotros pero en lugar de usarlo con una connotación negativa, nuestros temores o vulnerabilidades, usarlo como una manifestación de nuestra fuerza humana.
Image

Perfil y luz | DÉBORAH TORRES

Y después de todo aquí estoy, representando esos pensamientos a través de mi cuerpo y de las fotos, utilizando los paisajes y la naturaleza de nuestras Islas Canarias para expresar mi parte más personal. 
Si lo pensamos, los límites entre la realidad y lo virtual definitivamente se están volviendo borrosos y a veces no sabemos si lo que vemos a través de nuestras pantallas es cierto o no, y seamos honestos, muchas veces nos preguntamos si es verdad o no. Gracias a mi trabajo siempre sentí que si quería, podía continuar y crear un personaje a mi medida, a lo que yo estipulaba como perfección, fusionar mi ideal y mis habilidades y ahora  mirándolo de nuevo creo que realmente creé un personaje virtual, un avatar que reflejaba un ideal que parecía apropiado en ese momento de mi vida. 
Para mí, esta idea es absolutamente increíble. El hecho de que pueda ser cualquier cosa  es fascinante. Como ser humano, por supuesto, puedes elegir ser quien quieras, pero seamos realistas, hay una cierta predeterminación natural. Naciste en una determinada familia, en un determinado país, estás expuesto a una educación específica, etc. También, por supuesto, existe la predeterminación física. No podemos elegir o controlar totalmente el aspecto que tenemos  pero un personaje virtual puede ser cualquier persona y cualquier cosa que el creador decida. Hoy en día, las marcas están cada vez más ansiosas por trabajar con personas influyentes virtuales, ya que son mucho más "neutrales" que los seres humanos que vienen con un pasado, presente y futuro. En su lugar, estos seres virtuales pueden adaptarse exactamente a cada marca y anclarse en el presente infinito. Su existencia es tan adaptativa como puedas imaginar. 
Pero repito, aquí me hallo, entre helechos, entre silencio que encierran vida, entre la brisa que acaricia mi piel, lo que puedo ser y lo que tú quieres que sea.
Porque aquí siempre pueda dar la mejor versión de mi misma.