Lanzarote y la tarjeta postal

La Casa Amarilla, ubicada en Arrecife, alberga hasta finales de julio la exposición ‘Lanzarote y la tarjeta postal’, una representación de la isla mediante postales realizadas en los dos últimos siglos.

Lo que se busca con la muestra es recuperar su riqueza patrimonial y documental, contemplando cómo se reflejaba la isla a través de imágenes que se utilizaban principalmente como promoción de destino. Grandes fotógrafos profesionales han dejado su sello en postales sobre Lanzarote y así se constata en la exposición que difunde el Cabildo insular.

Image

La Casa Amarilla | CABILDO DE LANZAROTE

Acompañando a las imágenes se puede comprobar los cambios existentes desde finales del siglo XIX, cuando las tarjetas postales servían como fuerte reclamo turístico, hasta finales del siglo XX, perdiendo fuerza comercial, aunque dejando fotografías para el recuerdo que exponen los cambios de la isla a lo largo del tiempo.

Fotógrafos pioneros como González Espinosa u otros más contemporáneos como Gabriel Fernández o Rafael Silva, los últimos protagonistas de la edición fotográfica en Canarias, son algunos de los nombres sobre los que se asientan la muestra. El propio Silva, afirma el área de Cultura del Cabildo de Lanzarote, "constituye una de las colecciones más valoradas de este tipo de fotografía en el archipiélago". 

Además de la imagen, la exposición también centra su intención en el texto que las acompaña, caracterizado por romper la intimidad de la escritura y comunicación, convirtiéndose en polémica social en el siglo XX y que, según expertos, sientan las bases de las actuales redes sociales.

Recorre y reconoce Lanzarote a través de dos siglos de historias representados por tarjetas postales que resaltan las virtudes de una isla destinada al turismo.