Bermúdez: “Los campamentos de refugiados no pueden ser la solución al drama de la inmigración”

Tubigú

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha denunciado esta tarde ante los responsables del Estado en materia de inmigración la decisión de trasladar a Tenerife a más de 2.500 personas migrantes que “van a estar en condiciones que ofrecen muchas dudas respecto a habitabilidad, en una zona húmeda y de bajas temperaturas” y ha criticado que la decisión se haya tomado “sin mantener una comunicación previa con los responsables municipales e insulares”.

Ha recordado el alcalde que “las personas migrantes son libres de circular por el territorio insular” y se ha cuestionado respecto a la existencia de “programas de apoyo o integración ya previstos, o de control en caso de pernoctar o no en el propio campamento”.

Falta de coordinación

José Manuel Bermúdez ha participado esta tarde en una reunión con representantes del Ministerio de Migraciones, Delegación del Gobierno, y los alcaldes de La Laguna, Tegueste, El Rosario y Candelaria, durante la que se ha puesto sobre la mesa, ha informado el alcalde, “la falta total de coordinación en el Gobierno de España a la hora de afrontar con decisión el drama que miles de personas están viviendo en Canarias, cuyas esperanzas se han visto truncadas por la incapacidad de Madrid de permitir que continúen su periplo”.

A lo que ha añadido que “la creación de más y más campamentos de refugiados no puede ser la solución al problema de la inmigración en Canarias”.

El alcalde ha recordado que desde hace meses “venimos trabajando con representantes de tres de las principales organizaciones no gubernamentales que atienden a personas inmigrantes en Canarias”, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Cruz Roja y Cáritas, quienes han expuesto que los recursos destinados a la atención de personas inmigrantes “están al límite de su capacidad”.

“Son alrededor de 400 las personas migrantes que están acogidas en Santa Cruz”, ha informado el alcalde, “que forman parte de los más de 11.000 que hay en Canarias, según la cifra que hoy mismo nos ha dado el delegado del Gobierno”. Si en los primeros quince días de 2021 llegaron más de mil, “se constata el hecho de que en Madrid no son conscientes del problema que tiene Canarias”.

José Manuel Bermúdez ha expresado también su “sorpresa porque durante la reunión se ha demostrado que los distintos ministerios no están trabajando de forma coordinada” y “no se ha puesto sobre la mesa un gran plan de acción que vaya más allá de convertir Canarias, y Tenerife en particular, en un gran campamento de refugiados”.

 

Política de hechos consumados

Bermúdez ha denunciado que “la política de hechos consumados es muy negativa para el discurrir de esta situación”. “Hasta la fecha”, ha añadido el alcalde, “en el municipio de Santa Cruz nos hemos ido enterando de las medidas tomadas siempre después de que se pusieran en marcha, ocurrió con la llegada de migrantes a hoteles de la ciudad, con la apertura de centros de acogida para menores no acompañados, la llegada de migrantes procedentes de Las Palmas… Se trata de una política que no ayuda a la hora de afrontar de manera coordinada esta situación”.

Ha recordado, por último, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife que la ciudad mantiene varias líneas de colaboración con las citadas organizaciones, además de atender a través de diferentes recursos a personas inmigrantes que pernoctan en la calle y que son usuarios del servicio de comedor social, duchas o ropero. Recientemente se han desarrollado cursos sobre los idiomas más hablados por las personas inmigrantes y se ha iniciado un trabajo de sensibilización y concienciación dirigido a los más jóvenes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...