Abás apela de nuevo a ONU para que cree un régimen de protección para palestinos

El presidente palestino, Mahmud Abás, reiteró su llamamiento a la ONU para que establezca un régimen de protección internacional especial para los palestinos, al tiempo que advirtió a cualquier parte contra iniciativas unilaterales y a EEUU contra el traslado de su embajada a Jerusalén Este.
"Reiteramos nuestro llamamiento para que haya un régimen de protección para los palestinos, uno que garantizaría el fin de la violación de los derechos fundamentales, el fin de la confiscación de tierra y de agua subterránea, y la destrucción de vivienda", dijo el presidente de la

Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Abás, el primero en intervenir en la reunión de alto nivel de la 34 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, consideró que ese régimen también debe "poner fin a prácticas racistas" y "permitir a los niños palestinos vivir en paz".
El presidente palestino pidió que haya mecanismos vinculantes y un calendario claro y preciso para poner fin a la ocupación israelí y a todas sus consecuencias, incluido el muro".
Abás recordó que Israel ha anunciado su intención de crear más asentamientos, en particular en terrenos privados, y ha aprobado una ley que regulariza esas colonias, algo que Abás calificó de "peligroso precedente".
Para el presidente palestino, es esencial que se implemente inmediatamente la resolución 2334 adoptada en diciembre en el Consejo de Seguridad y que insta a paralizar toda actividad colonizadora.
En cuanto a la posibilidad de resolver el conflicto con Israel al margen del estado palestino apuntada por el presidente estadounidense, Donald Trump, Abás consideró que "en esencia es una solución apartheid, un acto que conduce a odio y violencia".
"Pedimos el establecimiento de un sistema que garantice la independencia del Estado palestino con Jerusalén Este como su capital y dentro de las fronteras de 1967, y capaz de vivir en paz y estabilidad del lado de Israel", insistió.

Solución Transitoria 
Recordó que Palestina fue reconocida como un Estado observador de la ONU en 2012 y por casi 140 estados, y se ha adherido a muchas convenciones internacionales, por lo que "no debemos buscar una solución transitoria o de un único Estado o hablar de integrar a los palestinos en un marco internacional más amplio".
"Es lo que quiere Israel a medida que renuncia a los progresos ya alcanzado" en diferentes diálogos de paz, sostuvo Abás, quien pidió por ello a aquellos países que han reconocido el Estado palestino que defiendan la solución de dos Estados y la protejan de "cualquier intento de retirarse de ella o simplemente ignorarla".
El Estado palestino es "una realidad", anotó el presidente de la ANP, y se mostró dispuesto a trabajar en un espíritu positivo con todos los países del mundo, incluida la Administración estadounidense bajo Trump, hacia una paz inspirada por el Derecho y resoluciones internacionales legítimas".
Traslado Embajada de EEUU
No obstante, Abás trasladó de nuevo a Trump su rechazo al eventual traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén Este, "un territorio ocupado en Palestina".
Abás reiteró su rechazo al terrorismo en cualquier parte del mundo.
Y por último pidió al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU que "prosiga sus esfuerzos" por establecer una lista de empresas israelíes que operan en los territorios palestinos ocupados y que se han beneficiado del crecimiento de los asentamientos israelíes.
La presentación de este informe debía presentarse en esta sesión pero fue aplazado.