Fernando Martín Diez-Cabeza: “No hago lo que hago para que me reconozcan”

Nació en Gran Canaria. Estudió en la Universidad de La Laguna. Ha vivido en Roma, Florencia, Alemania, China y Nueva York. Fernando Martín Diez-Cabeza es un canario universal. Un profesional cotizado en la industria de la moda y un admiradísimo retratista con tantas inquietudes que se podría decir que el arte forma parte de su ADN.

En su hogar situado en el barrio del Harlem en pleno Manhattan, es la diferencia horaria la que mantiene vivo en Fernando el concepto de distancia, pues una vez se conecta a internet en su ordenador ésta desaparece. Desde allí atiende a AtlanticoHoy.com.

Triunfa allá donde va, sin embargo, es un gran desconocido para una parte de la sociedad canaria,…

No quiero que suene a falsa modestia pero no considero que triunfe allá donde voy. Simplemente hago mi trabajo lo mejor que puedo. He trabajado en muchos países para la industria de la moda, que es lo que me hace viajar, no la pintura.

Siendo así, ¿cómo le gustaría que le definiera?

Me gusta que me consideren como un director artístico.

¿Qué le gustaría destacar tanto a quienes no saben de usted como a quienes sí lo conocen?

Que no doy nada por hecho y que estoy en el proceso de ser un mejor artista y una mejor persona.

Image

Fernando Martín Diez-Cabezas. | CEDIDA

Concretemos, ¿quién es Fernando Martín Diez-Cabeza?

Es un canario que ha viajado por el mundo en busca de oportunidades y que intenta divertirse en el proceso.

A propósito de esta pregunta, ¿se siente o ha sentido poco reconocido en las islas?

No, pero tampoco lo he buscado. Ni en Canarias, ni en ninguna parte, al menos ahora, ser reconocido no me importa y eso me da mucha paz.

Ha vivido en Roma, Alemania, Florencia… después de tanto viajar, ¿le queda algo de canario?

Estudié escenografía bajo el programa Erasmus en Roma y después moda en Florencia; en Alemania trabajé para Escada, en Reino Unido nunca viví, pero he ido muchísimo por motivos de trabajo. Trabajé en Milán, también en China, donde viví dos años, y por supuesto en Nueva York donde tengo mi piso.

¿Ha encontrado en Nueva York el lugar en el que vivir para siempre o no descarta mudarse?

Lo de vivir para siempre no sé. Mi piso de Nueva York es el lugar en el que más tiempo he vivido. Es mi hogar y lo considero mi pequeño universo. De hecho después de vivir en Alemania y China he vuelto siempre a este piso en el barrio de Harlem. No descarto volver a viajar por trabajo pero sin dejar mi morada aquí en Manhattan.

El retrato de Saro Ramírez, la obra por la que más orgullo siente

Fernando cuenta que el retrato que hizo a su amiga Saro Ramírez es un buen ejemplo de lo quiere trasmitir con su obra. "La estética y el universo que quiero crear", apuntilla. A través de ella también mantiene ese vínculo de sangre con las Islas Canarias.

Image

Retrato de Saro Ramírez. | CEDIDA

"Es un homenaje a la palmera de Canarias. Ella tenia una muy grande que tuvo que cortar por una plaga que hubo en el suroeste de Gran Canaria y que acabo con muchas de las palmeras en la zona. En el fondo del retrato aparece una como motivo decorativo, en la maceta a la izquierda. Son los restos de La Palmera que tenia en su jardín", cuenta Fernando. 

¿Volvería a vivir en las islas?

Si me gustaría, en plan turista nórdico retirado, con mucho dinero para no tener que preocuparme de nada.

¿Y de vacaciones suele venir?

De vez en cuando. El año pasado estuve dos veces, una por placer y otra para arreglar papeles.

Desde lejos, ¿está pendiente de lo que sucede en las islas?

Sí, claro. Sigo todo lo que sucede en las islas, lo bueno y lo malo. Es fácil estando conectado a internet.

¿Y de la situación de España?

Estoy muy pendiente de la situación del país, leo las noticias diariamente.

¿En qué está trabajando actualmente?

Voy a empezar el retrato de un personaje muy conocido en Nueva York, es un columnista muy prestigioso y un icono de la ciudad. También estoy en el proceso de entrevistas para un trabajo de mucha responsabilidad en Hong Kong. Siempre me veo en esa fatal elección entre la moda y la pintura.

Image

Tienda de Calvin Klein. | IMAGEN DE LA RED

¿Y cuál prefiere?

Las dos. Mis retratos son como son gracias a la moda.

¿Cómo quiere que lo reconozcan?

No hago lo que hago para que me reconozcan. Si no me reconocen no pasa nada, el único crítico importante de mi obra soy yo mismo. Intento no desear o anhelar el reconocimiento. Me gusta que la gente disfrute o admire mi obra, pero eso es diferente al reconocimiento oficial.

¿Por qué eligió el mundo de la moda siendo considerado un niño prodigio por sus obras pictóricas?

No me gusta el adjetivo "prodigio" me parece excesivo. Sé que alguien con un afán de dar dramatismo a una biografía sobre mí, me definió como niño prodigio. Empecé a pintar de muy niño, pero nada más. Tal vez fui un adolescente con mucha iniciativa porque a los 16 planeé mi primera exposición individual monotemática. Era una exposición sobre la vida de Dalí que terminé exponiendo a los 18. Mirando hacia atrás, me parece sorprendente tanta inquietud en un joven que no vivía en la capital sino en un pueblo del sureste de Gran Canaria donde no había nada, solo viento e invernaderos de tomates.

Image

Retrato de Fritz Karch. | CEDIDA

¿Qué hay de Fernando en sus diseños para firmas de moda que no hay en sus retratos?

Pragmatismo. La moda es una industria, la pintura es una pasión. A mi trabajo en la moda sé darle precio; a la pintura, no. La moda me sustenta económicamente y me permite pintar lo que quiero.

También le gusta la fotografía, ¿es solo una afición?

Es solo un hobby, pero también me gusta la decoración, la arquitectura, los arreglos florales, la escenografía, organizar eventos... Por eso me defino mas como creativo o director artístico. Un artista tiene ante todo que crear un universo y a la vez ser coherente con el entorno que lo rodea. El mejor ejemplo fue César Manrique.

¿Qué planes tiene a corto plazo?

El retrato que comenté anteriormente. También estoy diseñando la portada del vinilo para el primer álbum de mi sobrina que vive en Madrid y que saldrá este año. Se llama Cintia Lund y estoy trabajando como director artístico en sus vídeos musicales.

¿Podría adelantarnos alguno de sus próximos proyectos?

Tengo un proyecto a largo plazo que es publicar un libro sobre todos mis unveilings. Ya tengo al equipo que me va ayudar a escribirlo y fotografiarlo. La periodista que publicó mi última entrevista será la encargada de escribirlo. De hecho fue ella la que sugirió hacerlo.

Las desvelaciones de un canario en Nueva York

El acto de destapar con un velo (desvelar) un retrato y descubrirlo a un selecto grupo, una presentación, utilizando el término más común, se ha convertido en un acontecimiento especial para un sector de la sociedad si está organizado por Fernando Martín Diez-Cabezas. El canario ha dado un nuevo aire al término anglosajón unveiling (desvelamiento).

Todo empezó como una fiesta privada para celebrar con sus amigos la satisfacción de dar por concluido el proceso de creación de un nuevo retrato y “se ha convertido en un evento que no diría que es famoso pero sí conocido en ciertos círculos de la ciudad”, cuenta Fernando.

Existe incluso un documental de gran éxito llamado Advanced Style donde aparece uno de ellos y son varios los artículos que se han escrito en diversos medios de comunicación sobre estos eventos. El último fue en un periódico muy prestigioso en Nueva York y ocupó tres páginas.

“Son muy divertidos y todo el mundo que viene a ellos sueña o anhela estar en el próximo. Cada uno es diferente. El próximo será en junio o finales de mayo y será espectacular porque la persona retratada se lo merece”, apuntilla.