Temporada de bodas en Canarias: con más 'sí, quiero' que nunca

Aunque la coyuntura económica de años recientes hizo a muchas parejas replantearse su deseo de contraer matrimonio, lo cierto es que esas cifras se han dado la vuelta en los últimos dos años. Cada vez son más los canarios que se animan a contraer matrimonio, ya sea civil o religioso. La temporada de bodas comienza a un ritmo tan frenético que ha sorprendido hasta a los más experimentados decoradores, fotógrafos y organizadores de eventos.

Cada año aumenta el número de canarios que decide contraer matrimonio. En 2015 se celebraron 6.928 uniones conyugales, (de las que un 4% se corresponden a personas del mismo sexo), cantidad que implica un aumento del 5,3% en comparación con 2014.

Se trata de la mayor cifra desde 2006, después que el número de matrimonios entre personas de diferentes sexos celebrados en el Archipiélago sufriera un descenso paulatino entre 1998 y 2011 y remontara a partir de entonces. Con respecto al 2016, todo indica que la tendencia sigue al alza.

Temporada de bodas
En abril arranca la temporada de bodas en el Archipiélago, aunque las uniones se celebren todo el año gracias al buen tiempo imperante en las islas. Los paisajes naturales de Canarias se han convertido en escenario de numerosos enlaces matrimoniales y sesiones de fotos que formarán parte no solo de los recuerdos inolvidables de muchas parejas canarias, sino también de cada vez más prometidos provenientes de otras comunidades.

A unos costes más bajos según los organizadores, y con unas "calidades excepcionales", los novios que optan por desplazarse a las Islas ofrecen a sus invitados la oportunidad de pasar un fin de semana diferente para descansar y desconectar, además de poder practicar deportes náuticos como el surf, windsurf, esquí acuático, buceo excursiones en barco, etc.

Image

Las bodas y sesiones de fotos en la playa son cada vez más demandadas | IMAGEN DE LA RED

Desde 2015, momento en el que la Dirección General de Costas
comenzó a autorizar este tipo de eventos privados en lugares públicos,
muchas parejas optaron por alejarse de los tradicionales enlaces en
ayuntamientos, juzgados o iglesias a pronunciar sus votos junto al mar. 

En el caso de optar por una boda en la playa, primero
hay que pedir la correspondiente solicitud en la Demarcación Provincial
de Costas. Ahí se tendrá que indicar cuántos metros cuadrados se van a
ocupar del dominio público para la celebración y durante cuánto tiempo,
buscando siempre un equilibrio entre el evento y el resto de usuarios de
la playa. A su vez, habrá que pagar una fianza y un canon por la
ocupación del dominio público.

Image

Los entornos verdes son muy solicitados | IMAGEN DE LA RED

Jardines
Dentro de los espacios abiertos, los jardines son otra de las opciones favoritas de los canarios. Esos enclaves permiten celebrar tanto la ceremonia como el banquete, con la posibilidad de albergar celebraciones de todo tipo en un entorno íntimo y familiar.  El área suele decorarse con cintas y flores.

Plena naturaleza
Otra elección también en alza es la de celebrar el enlace en entornos bucólicos y rodeados de vegetación o, al menos, la sesión de fotos. El decorador venezolano afincado en Tenerife, Rómulo Real, explica que las parejas solicitan, con diferencia, casarse de día y en entornos verdes. "Nos piden mucho el estilo rústico".  Ahora se están llevando más las bodas
al aire libre y en esta Isla "hay exteriores maravillosos para ello", sugiere Leal.

Su trabajo es una combinación de su amor por las flores y su pasión por el diseño y organización de eventos. Sus creaciones utilizan la forma, los detalles, el color, la personalización y la simplicidad "para producir un efecto inolvidable", explica el decorador.

Muchas parejas se decantan ahora por "los adornos silvestres, los arreglos no tan organizados, con mucho verde, hiedra, eucalipto", señala.

Image

Los arreglos florales silvestres tienen  mucha demanda | RÓMULO LEAL

Rómulo Leal también ha percibido un notable incremento en el número de encargos por bodas, especialmente en el último año. "Se nota un montón. Me sorprende lo muchísimo que se casa la gente en Tenerife", afirma.

Tal y como indican las estadísticas, Rómulo Leal confirma que el año pasado el número de encargos fue menor que el que existe ahora, y aún estamos en abril, por eso noto el gran incremento", explica el decorador, quien matiza que la temporada fuerte de bodas, aunque comienza como tal en el mes de abril,  es mucho más fuerte de agosto a octubre.

Image

La elección de un buen fotógrafo es otra de las principales prioridades | FOTO: EDU LÓPEZ

El fotógrafo: inmortalizar el momento
El fotógrafo Edu López confirma, una vez más, el incremento de encargos para el presente año y, también, la tendencia a elegir, como fondo del enlace o de la sesión preboda, los entornos naturales.

"El entorno que más se pide es el de las playas. La tendencia es huir un poco de la ciudad cuando uno se
quiere casar, en busca de algo más íntimo y romántico para no estar tan expuesto", explica López, quien insiste en que los clientes prefieren monte, parque nacional y costa,
aunque no necesariamente playa. 

La elección del fotógrafo es una de las más improtantes para las parejas: "Cada vez se contrata más a un artista que a una empresa que te hace una boda igual que otra, un producto sin magia", afirma.

Antes se contrataba a una persona que sabía usar una cámara y que cumplía "unas necesidades básicas, la de mantener un recuerdo. Eso ha cambiado y ahora se contrata a una persona que tiene una visión y una forma de documentar la boda muy personales".

"Cada vez se contrata más un artista que a una empresa que te hace fotos normales"

Cada persona, en el momento de casarse, conoce los límites de su presupuesto. La forma en que cada destina esa parte "es lo que varía  entre unas personas y otras. Unos le dan más importancia al traje, otros a la comida y otros al fotógrafo", explica López, quien no cree que "haya ningún fotógrafo en Tenerife o Canarias que sea impagable". Lo que marca la diferencia en este caso son las prioridades: "Hay novios que quieren presumir de fotos, especialmente con las redes sociales, y otros prefieren centrarse en la ropa o la celebración".

Con respecto a la temporada de bodas, el fotógrafo explica que la misma en Canarias es muy larga, incluso puede decirse que dura todo el año. Desde finales de abril hasta principios de octubre suele atender entre 22 y 28 bodas, "que son muchos fines de semana".

Los encargos, para él, siguen en incesante aumento. "En 2012 noté un gran descenso en el tema, incluso en el gasto en
cada boda, pero desde 2015 hasta ahora está cada vez más fuerte", insite.

"El año
pasado fue increíble con 22 bodas, la misma cantidad que ya tengo contratadas a estas alturas del año, ¡y estamos en
abril! Pienso que rozaré las 30", asegura.

Image

Los 'sí, quiero' han aumentado en Canarias | IMAGEN DE LA RED

Aumentan las bodas en Canarias

La isla donde se celebró el mayor número de matrimonios entre personas de distinto sexo fue Tenerife (2.866), seguida por Gran Canaria (2.773), Lanzarote (400), Fuerteventura (314), la Palma (236), La Gomera (46) y El Hierro (28).

Porcentaje de enlaces por Islas | ISTAC

Image

La Palma fue la isla donde más aumentó la cantidad de uniones civiles con respecto a 2014, con un incremento del 23,6%. Le siguieron la Gomera (21,1%), Fuerteventura (18%), Gran Canaria (5,6%) y Tenerife (4,9%), mientras que Lanzarote y El Hierro tuvieron un descenso del 10,3 y 12,5% respectivamente.


Edades

La cantidad de matrimonios entre personas menores de 29 años en la serie histórica entre 1999 y 2015 sigue una tendencia descendiente, todo lo contrario a lo que ocurre entre las personas mayores de 35, mientras que en el grupo conformado por aquellos que tienen entre 30 y 34 se ve un descenso entre 2006 y 2011 para luego aumentar en el último año.

Estado civil
El 75,8% (5.051) de los hombres que se casaron durante 2015 estaba soltero al momento de hacerlo, el 23,2% (1.544) estaba divorciado o separado y un el 1% (68) era viudo. En el caso de las mujeres, el 78,6% (5.240) estaba soltera, el 20,6% (1.374) separada o divorciada y el 0,7% (49) estaba viuda.

Nacionalidad
De los 6.663 hombres que se casaron en 2015 en Canarias, 6.109 (91,7%) eran de nacionalidad española, 234 (3,5%) eran de América, 200 (3%) de otros países europeos, 96 (1,4%) de África, 23 (0,3%) de otros países y sólo uno no constaba en ninguna nacionalidad. En el caso de las mujeres, 5.960 (89,5%) eran españolas, 340 (5,1%) de América, 282 (4,2%) de otros países de Europa, 62 (1%) de África, 18 de otros países (0,3%) y sólo una no constaba en ninguna nacionalidad.

Tipo de enlace
De los 6.663 matrimonios celebrados en el archipiélago, 5.158 (77,4%) fueron a través de bodas civiles, 1.463 (22%) bodas religioso católicas y 42 (0,6%) otras religiones. Los datos revelan cómo ha cambiado la forma de celebración, ya que en la serie histórica se ve una disminución de las bodas religiosas y un aumento de las bodas civiles.

La isla donde más se celebraron bodas civiles durante 2015 fue en Gran Canaria: 2.178. Le siguió, muy de cerca, Tenerife, con 2.176, Lanzarote (328), Fuerteventura (255), La Palma (169), La Gomera (31) y El Hierro (21).

Por sexos
En 2015 se celebraron 265 matrimonios entre personas del mismo sexo, un 3,8% respecto al total de matrimonios. La cifra representa un aumento del 8,2% con respecto a 2014. De este total, 124 (46,8%) fueron matrimonios entre hombres y 141 (53,2%) entre mujeres. Los matrimonios entre hombres aumentaron un 4,2% en el período de un año y el de mujeres un 11,9%. La isla donde se celebró la mayor cantidad de uniones entre personas del mismo sexo fue en Gran Canaria: 124 en todo el 2015. Le siguieron Tenerife (106), Lanzarote (17), Fuerteventura (15), La Palma (2) y El Hierro (1), mientras que en La Gomera no se registró ningún matrimonio de este tipo.