Nadal: "A mi edad no lucho por ser el número uno"

La madurez ha suavizado el carácter competitivo de Rafael Nadal. A sus 30 años, el español no está obsesionado con regresar al número uno del tenis mundial porque su prioridad es ir semana a semana.
"A mi edad no lucho por el número uno; haré el calendario para llegar bien preparado a los torneos y que mi carrera sea lo más larga posible", ha confesado. 

Después de ser destronado del ránking de la ATP y sufrir lo indecible con las lesiones, el zurdo de Manacor (Mallorca) ha cambiado de mentalidad. Sabe que debe cuidarse, así que ahora su gran objetivo es "el torneo que dispute esa semana", aunque eso sí no olvida que hay citas que se le dan bastante bien como el Roland Garros que se disputará entre la última semana de mayo y la segunda de junio. 

Profundizando en el asunto, Nadal ha explicado que ya fue el mejor tenista del mundo y logró mucho más de lo pensado. Ahora ve el tenis de manera diferente de cuando tenía 22 ó 23 años. "Me quedan unos años con objetivos ambiciosos pero no tan ambiciosos como para acortar mi carrera", recalcó, dejando claro que no pretende arriesgar su físico en post de más logros deportivos.