Audi A7 Sportback: Sofisticación en cada detalle

Cuando creíamos que en el plano tecnológico ya habíamos visto todo lo que Audi tenía en la recámara cuando conocimos el A8 en Barcelona, la marca alemana vuelve a sorprendernos con el nuevo A7 Sportback que estrena avances en iluminación y en su interior.

Hablar del diseño del A7 Sportback nos lleva a hablar irremediablemente de su sistema de iluminación. Hace años que Audi innova en este terreno, pero con este modelo el derroche de ingenio y tecnología es mayúsculo. Precisamente por esta razón, al margen del frontal con esa parrilla ‘single frame’ aún más baja y ancha que en el A8 y de su silueta con una línea de techo muy pronunciada, lo más característico del nuevo A7 Sportback son los grupos ópticos posteriores compuestos por trece segmentos verticales.

Al cerrarse o abrirse las puertas estas luces realizan una secuencia que lo hace único entre los vehículos de su género, demostrando que la sofisticación se conquista en cada detalle. Yéndonos a las ópticas delanteras, son hipnóticas funciones tan comunes la apertura o el cierre remoto de las puertas al hacer uso de doce segmentos de leds. A propósito de los faros delanteros, la versión más equipada dispone de los faros HD Matrix led con luz láser.

Su diseño nos lleva irremediablemente a hablar de su iluminación

Con él, Audi vuelve a inspirarse, como con el A8, en el prototipo Prologue, algo que salta a la vista en sus líneas tensas y una deportividad muy ‘Gran Turismo’ materializada en gran medida por esa línea de techo dinámica y unas proporciones propias de un gran coupé: 4,96 metros de largo, 1,9 de ancho y apenas 1,42 de alto. Es también un rasgo propio del A7 Sportback su zaga que al estrecharse gradualmente recuerda al de un barco. Su amplio portón está rematado mediante un alerón que emerge de manera automática al alcanzar los 120 km/h.

Interior avanzado

El futuro en forma de tecnología también se cuela en el interior del nuevo A7 Sportback. Hay mucho del A8 en él, pero desde un prisma más GT y, de nuevo, deportivo. Sacando punta a las posibilidades de la estética ‘black panel’, la gran pantalla superior de 25,7 cm (que visualmente es casi imperceptible cuando no está activa) se enmarca dentro de contorno de aluminio que también abraza el salpicadero. 

Esa pantalla superior integra las funciones de información y entretenimiento. La inferior, de 21,8 cm, reúne los controles de los sistemas de climatización y confort, así como la entrada de texto mientras el conductor apoya su mano derecha sobre el ancho y ergonómico selector del cambio automático. Estas dos pantallas eliminan numerosos botones y controles, entre ellos, el clásico pulsador giratorio de Audi. 

Más imágenes e información sobre tecnología, equipamiento, dinámica y mecánicas del nuevo Audi A7 Sportback en este enlace