No conozco a Evelyn...

Esto de opinar todos los días se convierte en un auténtico calvario. Sobre todo cuando toca el mismo culebrón por aquello de que “la actualidad manda”, aunque solo interese a unos pocos. Lo de la Moción de Censura en Santa Cruz, se ha convertido ya en la “Canción del Verano”. Un culebrón en el que el calor, está afectando a las neuronas de alguno...o alguna.

Me cuentan que la concejal Evelyn Alonso (a la que no conozco de nada), y que ayer era declarada “tránsfuga” en un pleno exprés, es una persona firme en sus convicciones. Pues no lo sé, ya he dicho que no la conozco de nada. Pero es verdad que lo fácil hubiera sido integrarse en el actual gobierno municipal, cobrar un buen sueldo y cerrar la boca. Si ella no lo hace, su motivo tendrá...

Pero es que este asunto resulta kafkiano. La actual situación de Alonso es la misma que tenían el año pasado los dos concejales de Cs en el Ayuntamiento, Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano (éste se mandó a mudar...) y los consejeros del Cabildo, Enrique Arriaga y Concepción Rivero. Y que yo sepa, esas personas, actualmente, ostentan áreas de gobierno y cobran un buen sueldo. ¿Me lo explican?

Hasta el propio presidente del PP en Tenerife, el bueno de Manuel Domínguez, les decía ayer al PSOE y a Cs, aburrido hasta las orejas, que el PP no va dar marcha atrás en la Moción. Carajo, pero ¿Qué quieren...? Que... ¿se grabe en piedra y se exponga por fuera del Consistorio? ¿O que la tal Evelyn se fustigue con el látigo rezando bendiciones a Patricia Hernández?

Santa Cruz de Tenerife es el único municipio que ha votado “no” al pacto anti tránsfugas, en una moción apoyada solo por CC y el PP. Incluso el portavoz de UP, Ramón Trujillo, defendió que las convicciones personales están por encima de las directrices de partido. ¿Y ayer declararon tránsfuga a una concejal porque sospechan que con su voto se verán fuera del poder...? ¿Qué fumaron? ¿Pero es que la adicción a la poltrona es tan grande? Sin duda por las venas les debe correr “erótica del poder...”

Despierten ya y dejen de fumar adulterado. Hay una Moción de Censura planteada, un instrumento democrático, y la señora Alonso, decidirá libremente, lo que le dé la gana, pero no lo que ustedes quieran. Que no estamos, a ver si se enteran, para escucharlos desafinar de esta manera en la “Canción del Verano”. Tomen clases de canto...y si puede ser, busquen una buena terapia contra la soberbia, que, a lo visto, ha sido muy mala consejera.