Ilumínenos, Don Román...

Aquí llegó el momento de poner las cartas (por no decir otra cosa...) sobre la mesa. Ahora toca ver quien presume de Nacionalista de izquierdas, de derechas, de las 7 estrellas verdes y quien defiende a Canarias. Escuchaba ayer al Vice Román Rodríguez (Consejero de Hacienda): “confiamos en no recortar ni un euro del gasto público, si nos dejan usar el Superávit” ¿Eso que significa Sr. Rodríguez? ¿que, si no podemos usarlo, van a recortar? Ilumínenos Don Román...

Como no deben estar ustedes para tecnicismos, se los voy a traducir al “cristiano”. Imagínense que alguien les debe 15.000 euros, que les debe pagar sí o sí cuanto antes porque lo están pasando mal económicamente. Y a la hora de pagar, llega el fulano y les dice: “oye...me quedo los 15.000 de momento, te doy 5000 entre este año y el que viene y los 10.000 que quedan te los pago en los próximos diez años”.

Pues bien, el Ministerio de Hacienda (y multipliquen las cifras por millones) es lo que ha ofrecido a las CCAA: apropiarse del superávit de dinero ahorrado a base de sudor y lágrimas por los Ayuntamientos, esos 15.000 millones de euros, y pagarlo cómodamente y cuando les dé la gana. ¿Cómo se les queda el cuerpo? Toca los “pirindolos” ¿no?

Hacienda quiere “mamarse”, al menos de momento, esa suculenta cantidad, que los Ayuntamientos tienen en los Bancos, para hacer frente con ellos a la crisis del Coronavirus. Dicho y hecho, ahí lo tienen, lo que te dan por un lado, te lo quitan por otro. Nadie da nada, a cambio de nada.

No vale con “pañitos calientes” y declaraciones plañideras tipo: “rechazamos esta actitud del Estado”, como escuche ayer a Don Román. Fíjate tú...en el Estado deben estar “cagados” de miedo. Si el hecho de tener de socio de Gobierno, al mismo PSOE que gobierna en Madrid, le crea un problema, pues usted sabrá donde tiene que elegir. Suba el volumen Sr. Rodríguez, que no se le escucha.

En tiempo de guerra hay que elegir: trinchera A, o trinchera B. Quedarse en medio, en tierra de nadie, es sinónimo de que te caigan bombas por todos los sitios. A ver como el Vice Román convive ahora con el cabreo monumental de los Ayuntamientos y con un socio (PSOE) que debe respeto y hasta obediencia a Madrid. ¿Querían tenderete? Ahí lo tienen...