Asignatura pendiente... y examen sencillo

El Tenerife ha mejorado desde la llegada de Joseba Etxeberria: ha logrado siete puntos de nueve posibles, ha marcado nueve tantos en esos tres partidos con cinco goleadores diferentes, se ha distanciado en siete puntos de una 'zona de descenso' que estuvo demasiado cercana y ha recuperado cuatro puntos respecto a la 'zona de playoffs'... aunque aún se mantiene lejos de los puestos con premio.

El Tenerife tiene la oportunidad de poner fin a su mala racha como visitante ante el Nástic, el equipo que más partidos ha perdido en casa

 
Eso sí, el Tenerife 17-18 mantiene una asignatura pendiente: ofrecer como visitante un rendimiento similar al exhibido en el Heliodoro. No lo hizo con Martí en cinco meses de competición y tampoco dio una buena imagen en el único partido dirigido por Etxeberría lejos de la Isla. Empató en Alcorcón, pero estuvo a merced del rival y sólo la actuación de Dani Hernández le permitió arañar un punto. 

“La intención y la mentalidad deben ser iguales dentro y fuera de casa, aunque el empuje de tu gente te permite ser más alegre”, admite Etxeberria, quien no oculta que “lo que queremos ver es que el Tenerife sea el mismo en casa y a domicilio”. En Tarragona tiene la oportunidad de “seguir ajustando cosas que, a la larga, nos permitirán ser mejores y estar más cerca de ganar”.  

“La intención y la mentalidad deben ser iguales dentro y fuera de casa, aunque el empuje de tu gente te permite ser más alegre”, admite Etxeberria

 
Así, el Tenerife tiene el domingo una nueva opción de 'aprobar' por fin en la Península. Se enfrenta al examen más 'sencillo': el Nástic de Tarragona, que suma ocho derrotas y ha recibido veinte goles como local. Nadie ha perdido más partidos y nadie ha recibido más goles en su campo que los catalanes. Y sólo el Sevilla Atlético suma menos puntos que el cuadro que ahora dirige Nano Rivas. 

Image

El balance liguero del Nástic en el Nou Estadi invita al optimismo blanquiazul: tres victorias, dos empates y ocho derrotas. Y en su única aparición ante su público en Copa del Rey tampoco le fue mejor y cayó eliminado contra el Lugo. De hecho, son los 22 puntos logrados como visitante –más del doble de los diez obtenidos por el Tenerife– los que mantienen a los catalanes fuera del descenso. 

Por ello, la visita a Tarragona es especial para el Tenerife, que debe mostrar su 'cara A' también como visitante. “No estamos contentos con el partido que hemos hecho, pero cuando no estás muy fino y no pierdes, mejor”, dijo Etxeberria en Alcorcón, saliendo más satisfecho del choque ante el Lugo en el Heliodoro: “De los tres partidos que llevo aquí, es el que más se acerca a lo que buscamos”. 

“Hemos hecho un partido completo e inteligente, pues supimos llevar al césped, todo lo que nos interesaba en cada momento”, remató el técnico vasco tras el triunfo ante el Lugo. Ahora, el reto es aprobar como visitante. Y en Tarragona tiene el examen más 'sencillo' del curso.