Asemar reúne a profesionales del sector para afrontar la avalancha de concursos de acreedores en Canarias

Tubigú

La compañía especializada en liquidación concursal, Asemar, ha organizado este martes, en el Club Oliver de Tenerife, un debate sobre “Jurisprudencia reciente en materia concursal”.

Este encuentro ha contado con la presencia destacada de magistrados y personalidades del ámbito concursal, que no han dudado en destacar la saturación que afrontan los administradores concursales, tras el fuerte incremento de concursos de acreedores en Canarias.

En el debate, los participantes han manifestado la necesidad de contar con empresas especializadas en subastas extrajudiciales, que agilicen la tramitación de los concursos. “Nos encontramos ante una situación de colapso e insuficiencia de recursos para hacer frente a la gran demanda de servicios concursales que se van a producir” comenta Juan José Hernández Castro, secretario técnico del Colegio de Economistas de Santa Cruz de Tenerife. “Pese a que la ley ha cambiado, los recursos con los que contamos son insuficientes y la estructura judicial no es óptima”, ha concluido.

Samuel Cruz Palenzuela, decano del Ilustre Colegio Oficial de Titulados Mercantiles y Empresariales de Santa Cruz de Tenerife, por su parte, ha destacado “este tipo de iniciativas, por que la solución está en formar e informar”. Además, ha añadido que, “ante la más que probable avalancha de concursos de acreedores derivada de la pandemia, es importante establecer nexos entre los diferentes agentes económicos y quienes puedan aportar interés y conocimiento en el ámbito concursal”.

Nuevas oficinas en Canarias

Para dar respuesta a este reto, Asemar, desde el pasado mes de mayo, ha abierto oficinas en Las Palmas y Tenerife, convirtiéndose en la primera empresa especializada con presencia física en las islas. Según afirma Rafael Tarazaga, director de Asemar Concursal, pueden llegar a “reducir los procesos de liquidación en hasta un 30%, maximizando el valor de los activos”.

Asemar cuenta con un equipo de profesionales de origen canario, con gran cualificación en el sector, así como con el apoyo de toda su estructura en la península. Además, posee una importante red logística en las islas, con almacenes, transportes y acuerdos con navieras, que facilitan el envío de activos a la Península y otros países. “Ser una compañía 100% canaria, con oficina en Las Palmas y Tenerife, nos permite estar más cerca de la administración concursal, ayudando a descargar el volumen de trabajo en los juzgados”, afirma Tarazaga.

Según los últimos datos del Colegio de Registradores, los concursos de acreedores en España siguen al alza, situando a las Islas Canarias como la sexta Comunidad Autónoma con mayor número de concursos presentados.

Desde la entrada en vigor del Real Decreto 5/2021 de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial, en respuesta a la pandemia de la COVID-19, se permite, sin necesidad de modificar el Plan de liquidación, ni solicitar autorización judicial, publicar los activos y bienes a través de subastas extrajudiciales, en plataformas digitales de empresas especializadas como Asemar Concursal.

Entre las principales ventajas que ofrece la realización de una subasta extrajudicial “encontramos un importante ahorro de tiempo y costes, así como una mayor dinamización del proceso, y que las condiciones particulares de cada subasta se basen en lo pactado, lo que otorga un concepto de flexibilidad y transparencia a la subasta”, concluye Tarazaga.

Por ultimo comentar, estas subastas son públicas y están avaladas jurídicamente, a través de plataformas electrónicas como la de Asemar Concursal, que permiten mostrar los detalles del activo, en cualquier lugar del mundo y llegar a un mayor número de clientes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ÚLTIMAS NOTICIAS