Arona declara la 'guerra' a las viviendas ilegales

El pasado mes de noviembre la autoridad judicial aplazaba el desahucio de más un centenar de okupas en el centro comercial de Los Tarajales en Los CristianosArona, después de una década de litigios que parece que se va a prolongar durante el 2020. Un problema, el de la ocupación ilegal, que no es nuevo en el municipio y que a pocos metros de este centro comercial puede volverse a repetir.

El medio digital canario AtlánticoHoy recibió las quejas de varios vecinos de los apartamentos La Estrella y La Chunga situados muy cerca en la zona de playa de Los Cristianos frente al centro comercial Magaly (abandonado hace años), por la situación que viven y observan a diario frente a sus apartamentos. Ante obras constantes y de dudosa legalidad, generando problemas de convivencia, los vecinos querían un altavoz para compartir sus preocupaciones.

“Desde la comunidad de apartamentos La Estrella llevamos denunciando este tema desde hace muchísimos años”, declara uno de los vecinos de dicha comunidad de vecinos a AtlánticoHoy. “Este centro comercial lleva construido desde los años 70 u 80. Se paralizó la obra, nunca llegó a terminarse y lo han ido ocupando de manera ilegal completamente”, añade en su denuncia a este medio.

En este sentido, recalca que las obras de la azotea fueron denunciadas hace años. “Es el peligro de esa obra lo que estamos viendo, Pero, sobre todo, es que nos afecta como vecinos y como comunidad el entorno tan malo que nos está dando esta visión de Los Cristianos, que no tiene nada que ver con esa avenida que están arreglando y no entendemos cómo el ayuntamiento no le ha metido mano a este tema, cuando sí sabemos que en otros centros comerciales de Playa de Las Américas sí se ha hecho”, sentencia el vecino.

Arona centro comercial magaly

Bajos del edificio con negocios y viviendas en la primera planta | AH

El Ayuntamiento actúa

AtlánticoHoy se puso en contacto con el Ayuntamiento de Arona para preguntar por la situación de legalidad del edificio, de sus habitantes y de los negocios que allí funcionan, reconociendo el Consistorio que, efectivamente, se encuentra bajo investigación.

Así, en una nota de prensa confirman que se ha iniciado trámite administrativo por las obras que se realizan, al parecer sin los correspondientes títulos o licencias, en la azotea del centro comercial Magaly en Los Cristianos, para lo cual se ha solicitado visita de la Policía Local, con el objetivo de verificar la legalidad de dichas obras. La inspección se realizará, además, en otros dos centros comerciales del mismo ámbito.

En el caso de que quien realiza las obras no esté en posesión de licencia, señala el comunicado remitido por el Consistorio, el Área de Urbanismo de la corporación abriría un expediente de disciplina urbanística que podría conllevar ordenar la paralización de las obras y su precinto, siempre en el caso de que se desoyera dicha orden. Todo esto podría finalizar, tanto en la demolición de los trabajos como en una sanción económica.

Desde el Ayuntamiento de Arona advierten, además, de que no se tolerará la realización de obras o trabajos de carácter ilegal, un fenómeno que afecta a todos los municipios y que, en el caso de este, se seguirán tomando las acciones oportunas una vez que se detecte el incumplimiento de la ley.

Según explican en el comunicado, para el Ayuntamiento y el área de Urbanismo es un objetivo prioritario llevar a cabo un control y supervisión de la disciplina urbanística, dado que se debe hacer cumplir, no sólo la ley, sino hacer válido el trabajo y esfuerzo invertido en la tramitación de todos los expedientes por parte del Ayuntamiento. Uno de los graves problemas que tienen y deben soportar las administraciones locales y públicas es hacer cumplir la disciplina y resolver las expedientes hasta su último trámite.

Infraviviendas en Arona

Las obras de la polémica en la azotea del centro comercial Magaly | AH

Los empresarios, preocupados

En declaraciones a AtlánticoHoy, el presidente del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST), Roberto Ucelay, compartió su preocupación sobre un tema que sigue repitiéndose en el sur de la isla. “Es una situación muy negativa, primero para los propietarios y segundo para el barrio”. En este sentido, Ucelay explica que el Ayuntamiento “tiene que ocuparse de los servicios sociales, resolver el expediente y ofrecer a esas personas con una situación desfavorable una alternativa”.

En líneas generales, el dirigente del CEST indica que “es muy malo” que en una zona turística se den situaciones de este tipo porque” afecta a la convivencia con el dominio publico, los o los paseos, porque están en condiciones infrahumanas, sin servicio, que afectan negativamente al barrio y al destino turístico”.