Ampas avisan de que la brecha digital impide a muchos alumnos formarse en casa

La Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Canarias (ConfapaCanarias) ha alertado este martes de que la brecha digital impide a muchos niños formarse en casa durante la cuarentena impuesta ante la pandemia de coronavirus Covid-19.

Esta entidad ha pedido, por ello, tanto al presidente canario, Ángel Víctor Torres, como a la consejera regional de Educación, María José Guerra, que se cree en las islas un comité de emergencia educativa que establezca un plan homogéneo de formación no presencial y solvente las carencias digitales que tienen muchos hogares del archipiélago, tanto por falta de herramientas como por su limitada capacidad de acceso a internet.

La confederación de Ampas de la escuela pública ha lamentado en un comunicado que la Administración regional no haya respondido hasta el momento a su planteamiento y ha mostrado su "honda preocupación por la falta de unas directrices realistas y de homogéneo cumplimiento para abordar la continuidad de la tarea lectiva durante el confinamiento al que obliga el decreto de estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19".

Gestión experimental

Tres semanas después de decretarse esta situación, ConfapaCanarias considera que "sigue habiendo improvisación, cuando no una gestión experimental, que provoca una gran incertidumbre en el alumnado y en las familias".

En este contexto "de descoordinación, con demostradas evidencias de distintos planteamientos en función de cada centro y de cada nivel educativo", para la entidad "urge crear una comisión de emergencia educativa, en la que esté representada toda la comunidad, para abordar una respuesta unificada e inmediata a las múltiples deficiencias detectadas en estas semanas y prever también todos los escenarios de futuro".

Además, ConfapaCanarias ha destacado que la mayor parte de los escolares tienen su material escolar y libros de textos en la propia escuela y ha avisado de que las medidas de confinamiento y la situación económica de muchas familias impide comprar nuevo material, por lo que plantea que se estudie la posibilidad de que las familias que lo soliciten puedan recuperar el material que ha quedado ocioso en los centros educativos.

Instrucciones claras

La entidad ha detectado también que la respuesta del profesorado "no sigue unos criterios homogéneos que coordine su labor a todos los niveles", por lo que solicita que haya "un plan regulador para una formación no presencial de respuesta homogénea, con instrucciones claras y precisas al profesorado, tanto para dar las clases en línea como para la corrección de los deberes a todos los niveles".

ConfapaCanarias confíe que en esta situación "no se juegue a la improvisación y los experimentos, especialmente en el caso del alumnado que se enfrenta a un cambio de etapa: Infantil a Primaria, 6º de Primaria, 4º de la ESO, 2º Bachiller y FP", de ahí que crea oportuno poner en marcha de un plan específico que refuerce aquellas materias que sean importantes para el cambio de ciclo.

La confederación de Ampas también entiende que no es posible hacer frente a esta emergencia educativa derivada de la emergencia sanitaria sin contar con los padres y madres del alumnado.