"American Factory", los Obama se pasan al cine para retratar la globalización

Después de una vida de película que le llevó a ser el primer presidente afroamericano de la historia de EE.UU., Barack Obama y su esposa Michelle se lanzan a la producción: un documental sobre los retos de la globalización a través de la llegada de un inversor chino a una deprimida ciudad del medio oeste.

Obama tomó las riendas de Estados Unidos poco después del estallido de la mayor crisis económica en el país en más de ocho décadas, y tras dos mandatos en la Casa Blanca (2009-2017), cuenta con una visión privilegiada para reflexionar acerca de los éxitos y dramas de la integración económica mundial.
La cinta, llena de matices, evita las grandes palabras y opta por centrarse en el día a día de los trabajadores.
"Queremos que la gente sea capaz de salirse de ellos mismos y experimentar y comprender las vidas de otras personas", afirmó el exmandatario en un video promocional, Julia Reichert y Steven Bognar, con los directores de la película, distribuida por la plataforma Netflix.
En plena escalada de la guerra comercial entre EE.UU. y China, desencadenada por su sucesor, Donald Trump, el documental de la productora de los Obama, "Higher Ground", describe a unos empleados a la deriva tras el cierre de una planta de General Motors en 2008, que ocasionó el despido de miles de personas en la ciudad de Dayton (Ohio), de 150.000 habitantes.

La compra de la fábrica por parte de Fuyao, una empresa de vidrio para automóviles liderada por el multimillonario chino, Cao Dewang, en 2013 supone un rayo de esperanza para la depauperada localidad.