Alí Abbassi: "Las murgas han cambiado, es una evolución natural"

Tubigú

Alí Abbassi desde muy pequeño está en el carnaval, ya que sus hermanos eran mascotas de Triqui Traques, debido a que su abuela era vecina de Mamá Lala, costurera de dicha murga. Su hermano Ismael fue el primero que entró en murgas, participando en Los Rebeldes. En 1984 sacó Los Infatigables y ese fue el primer año de Alí dentro del Carnaval. Después tuvo un parón hasta 1990 que entra en Guachipanduzy hasta el 2014, en su única murga . Ya estando en los Guachipanduzy en 2008 surge la idea de crear un grupo para la canción de la risa, llamada la Familia Monster que sigue en la actualidad. Profesionalmente ha estado vinculado al mundo empresarial como administrativo, también ha trabajado en un estanco o varios puestos dentro de la rama de comercio.

¿Cómo ha vivido este año de 'no carnaval'?
Paralelamente al carnaval también he estado ligado a la comunicación, cuando no he estado en murgas he estado en la radio. Porque siempre que he estado en murgas no he hecho el programa. Este año ha sido un poco raro, habíamos creado Factoría de Carnaval y nos supuso un freno la pandemia. Con muchas cosas que teníamos preparado. Además, pienso que el carnaval no ha sido comunicado como otros años, esa expectación que se crea previamente antes del carnaval, ese preCarnaval.

¿Cree que tendremos carnaval en 2022?
En caso de que haya carnaval, a mí me parece que puede ser algo mixto. Parte de un carnaval tradicional como el que estamos acostumbrados con algún concurso y al mismo tiempo algo virtual como que vivimos este pasado año. No se sabe como evolucionará la pandemia, para ver cómo llegaremos el próximo febrero.

Alí Abbasi con los micrófonos de Factoría de Carnaval | CEDIDA

¿Las murgas han cambiado mucho desde comenzó en ellas?
Bastante, lo que pasa es que creo que es una evolución natural. Eso quizás también le puede pasar los murgueros de los años 70 con las murgas que se encontraron en 1990. Es una evolución natural. A mí quizás me pasa que a lo mejor no me identifico con alguno de los estilos de murga, pero me parece normal que las nuevas generaciones pongan su punto de vista e innoven, es lógico que la murga evolucione. Aunque yo pueda tener mi gusto particular y me puedan gustar o no. Claro que han cambiado.

¿Es más de crítica que de humor?
Sí, a mí me gusta más la crítica, aunque me gusta también escuchar temas de humor. La murga es humor también, con mucha ironía. Una buena canción de humor como "El terremoto " de Mamelucos, "La Posesa " de Triqui Traques o "Los Hippies" de Diablos Locos. Aunque no sea crítica, pueden tener esa ironía camuflada.

¿Se ha sido injusto con Guachipanduzy, al no reconocer su crítica en el carnaval con más premios?
Yo creo que Guachipanduzy fue mal entendida en el sentido, porque cuando se creó no era era un colectivo de crítica dura. La crítica se marcó cuando tuvimos una desavenencia con Maribel Oñate, a partir de ahí con "La muñeca diabólica" se nos tachó de grupo muy crítico. Antes habíamos cantado temas como el del "Tío Gilito" que era muy irónica, con tonos de humor. Incluso se nos identificó al final con la crítica ácida, suele pasar con las murgas por ejemplo a Singuangos le pasó con Manuel Hermoso con su canción "Hermoso conejo", que marcó ese punto de inflexión. Guachi quizás fue mal entendida por la loza de 1995, porque si miramos canciones de Guachi hay de todo, no sólo crítica dura porque la anteriormente mencionada y la dedicada al jurado en el 2012 fueron sólo las única de esa crítica tan dura.

Alí disfrazado con la murga Guachipanduzy | CEDIDA

¿Alí se considera murguero o carnavalero?
Me considero murguero y carnavalero, las dos cosas. Porque ser murguero es una forma de disfrutar el carnaval, aunque ahora no esté activo, seguiré siendo toda mi vida murguero. Ahora que estoy llevando el carnaval en un medio, disfruto del carnaval de otra forma diferente. Ser murguero es ser carnavalero, las murgas van más allá de un concurso. El concurso es algo complementario de la murga.

¿Cómo ha vivido los últimos años en la Familia Monster?
Se vive de otra manera, es mucho más tranquilo, no existe esa rivalidad que existe en las murgas actuales. En la canción de la risa, los grupos están más unidos; en este motivo mucho tiene ver Manón Marichal que ha creado el concurso y este ambiente, además, al haber sido murguero tenía claro qué no quería en la Canción de la risa. También puede influir la media de edad de los componentes es mayor que la que existe en murgas.

La canción de la risa es el concurso con mayor proyección, ¿debería salir del Teatro Guimerá, para seguir creciendo?
No, creo que el Teatro Guimerá es el lugar ideal para el concurso de la Canción de la risa, lo tengo claro. Si tal vez tiene que salir el que sea al auditorio, por tener mayor capacidad de público, pero considero que no debe de salir del Teatro Guimerá, es su sitio natural. Quizás deben darle más importancia en la retransmisión del evento y darlo en directo, en vez de en diferido un sábado de carnaval. Además debemos de tener un poco más de importancia como otro grupo más, dentro de la organización de la fiesta.

¿Cómo ha disfrutado más el carnaval: encima de un escenario, retransmitiendo el concurso en la radio o de espectador?
A mí me gusta encima del escenario. Pero evidentemente también lo disfruto trasmitiendo, cuando escucho una buena letra de murga o momentos históricos como fue la actuación de Mamelucos y Los Nietos de SaryMánchez. Otro momento que recuerdo es el año 1997, vinieron Los Melindrosos y actuaron cuando deliberó el jurado lo viví retransmitiéndolo con Radio Unión.

Alí Abbassi disfrazado con la Familia Monster | CEDIDA

Tras la muerte de Esteban Reyes hay un movimiento promovido por el Aula de la Cultura para logar ponerle su nombre al Mercado del Barrio de la Salud ¿Apoya este movimiento?
Me parece muy bien. Además soy el secretario de la Federación de grupos del Mercado de la salud (FACCMES) y cuando Pedro Mengíbar contactó con la Federación y al comentárselo a los grupos de la Federación, obtuvo una respuesta prácticamente unánime a favor de la propuesta. Además, de ser junto a Manolo Monzón y otros, los precursores de la comparsas en nuestro carnaval.

¿Un deseo para el 2022?
Que podamos volver a vivir el carnaval, ya sea en 2022 o más delante, y que sea lo más grande y una gran fiesta. Y que los medios de comunicación que nos dedicamos al carnaval todo el año, también tengamos la importancia que nos deben de dar desde la organización.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...