Al 'playoff', sin (mucho) desgaste

Cinco partidos en dos semanas. Eso es lo que le espera al Tenerife si quiere subir a Primera División por la vía de las eliminatorias de ascenso. Y si logra disputar el playoff y llegar a la final, no serán cinco citas cualquiera, sino cinco encuentros llenos de tensión, con los habituales piques que se generan al medirse a un mismo adversario en choques de ida y vuelta. Serán compromisos disputados habitualmente en condiciones de calor extremo y tras unos viajes agotadores... en especial si alguno de esos equipo vive en una Isla, a dos mil kilómetros de distancia del resto. 

Por tanto, para el grupo de Martí el objetivo no es sólo llegar al playoff, sino llegar en unas condiciones que permitan afrontar con solvencia la celebración de cinco choques en dos semanas a un equipo acostumbrado a jugar cada siete días. Y es que, tras cerrar LaLiga 1|2|3 el día 11 de junio en La Romareda ante el Zaragoza, está previsto que las eliminatorias de ascenso se disputen el 14, el 18, el 21 y el 25 de junio. Y por el camino, en el caso del Tenerife, afrontará al menos cuatro viajes en avión y tal vez algún desplazamiento en tren o autocar. En dos palabras, un maratón.

Eso sí, conviene aclarar que, de clasificarse para las eliminatorias de ascenso, el Tenerife no llegaría muy desgastado a esos compromisos. O al menos, se presentaría en ellos con menos cansancio que algún que otro candidato al playoff. Si no se cuenta al portero Dani Hernández, al que no le pesan los minutos, Vitolo es, tras la disputa de 38 jornadas, el único jugador de campo con más de 3.000 minutos en sus piernas. Y en las últimas semanas ya ha entrado en las rotaciones de Martí, que lo dejó en el banquillo frente a Numancia (jornada 35) y Lugo (jornada 37).

Cámara y Suso se perfilan como los únicos que podrían llegar a esa cifra antes de acabar el campeonato, aunque el capitán está siendo dosificado con frecuencia en las últimas fechas. Junto al ahora lesionado Amath y el citado Vitolo, ellos formarían el cuarteto de jugadores de campo con más de 2.500 minutos, cifra asumible para un profesional. Además, el Tenerife ofrece una peculiaridad: tiene doce elementos con estatus de titular y que han disputado más de dos mil minutos. Son Dani, Cámara, Germán, Jorge, Carlos Ruiz, Camille, Vitolo, Alberto, Aitor Sanz, Suso, Aarón y Amath.

En la lista no están Lozano, Shibasaki, Tyronne y Rachid, fijos en las últimas semanas y que confieren al Tenerife la singularidad de contar con 16 titulares, lo que podría tener un valor capital en el playoff. Algunos rivales no tienen tanto fondo de armario y han sufrido más desgaste. El Cádiz es un ejemplo: junto al portero Cifuentes, cuatro jugadores de campo [Carpio, Aridane, Álvaro y Ortuño] han disputado más de 3.000 minutos. Y el Valladolid tiene a Moyano, Balbi y Míchel castigados con más de tres mil minutos, relacióna la que se unirán pronto Leao y Jordán
Image